Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

REFLEXIONES SOBRE EL ANARQUISMO

El otro día tuve una revelación, un momento de éxtasis divino en el que se me descubrió uno de los secretos mejor guardados del izquierdismo pseudo-antisistema. El anarquismo es un chiste, es más falso que los billetes de 6 euros y medio.

Pensadlo; el anarquismo es una ¿ideología? que rechaza toda forma de poder en favor de un sistema asambleario donde cada sujeto o sujeta tenga la misma voz y voto que sus compañeros o compañeras.

Pongamos de ejemplo la CNT, el sindicato anarquista español por excelencia. ¿Acaso no había portavoces, moderadores, secretarios, abogados, columnas, células, etc…? Por fuerza adoptan algún tipo de sistema jerárquico para garantizar el buen funcionamiento. Votamos a mano alzada si llevar un conjunto de camuflaje urbano o de bosque, pero el jefe es Durruti. Las canciones anarquistas ensalzan a Durruti, él es el héroe del anarquismo español por ser el líder de su columna. ¿Acaso no es una contradicción?

El anarquismo es una broma cuya realización precisa de unas condiciones utópicas e imposibles. Es lógico el pretender crear organismos que representen a los trabajadores, o como a ellos les gusta decir; proletarios, ajenos a los partidos políticos. Después de todo es a los obreros y a los campesinos a los que se pretende defender por su condición de oprimidos por el capitalismo, la idea del sindicalismo anarquista parte de la necesidad de representar, aunar y defender a un sector de la población importante frente a la explotación de lo que entonces era un capitalismo brutal en expansión.
Como vemos, la idea inicial está bien y desde luego sedujo a muchísimos obreros porque claro, si te están echando una mano por primera vez en tu vida y te dicen que no eres un burro que tiene que estar currando diez o más horas al día, etcétera, etcétera… ¿Cómo no vas a convertirte y afiliarte? ¿Dónde hay que firmar?

Finalmente el fascismo, adoptó está idea y maduró las teorías socialistas y anarquistas en el modelo corporativista italiano. Porque recordemos que el fascio surgió de la izquierda y representa la superación de ésta. Patrones y obreros no deberían enfrentarse sino complementarse como cerebro y músculos para la grandeza de las naciones. La lucha de clases es una ficción materialista por el control del dinero cuando lo verdaderamente importante es la moral del pueblo. No importa que gobierne uno u otro si se rige por los mismos valores consumistas. No importa que gobierne uno u otro si se rige por los mismos valores consumistas y materialistas, la riqueza del país es proporcional a la cultura de la sociedad.

¿Me comprendéis? La revolución debe ser primero cultural,

ARDITI

 

arditi11

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate