REGLAMENTO DE PRIMERA LÍNEA (FE-JONS 1936)

I.—Código del militante

1.—La Milicia, es una orden religiosa; sus tres votos son de obediencia, de patriotismo y de espíritu de sacrificio. Se ingresa en ella voluntariamente, pero no podrán convivir los tibios ni los transeúntes. Hacerse militante de la Falange, es entregar todos los actos útiles de la vida, para un servicio sagrado: el de ESPAÑA.

2.—El Militante tendrá siempre presente, que la prisión, las heridas y aun la misma muerte, son meros actos de servicio.

3.—El duro y penoso servicio de la Primera Línea, es un honor, no una carga; sólo servirán en ella los que se hagan acreedores a tal honor.

4.—El valor es una cualidad tan imprescindible y propia de todo Militante, como la honradez y la lealtad. Sólo alardean de valientes aquellos que no lo son. Ningún militante, por lo tanto, exhibirá extemporáneas muestras de valor.

5.—Siendo voluntario el servicio de la Primera Línea, el Militante, por lo tanto, queda obligado a cumplir lo que se le ordene sin discusión. El encuadramiento en las Milicias obliga al acatamiento, obediencia y sumisión total a las Jerarquías Militantes en ella establecidas.

6.—El militante nunca deberá actuar por iniciativa propia; las órdenes emanadas de los Jefes llegados al mando por méritos contrastados, son siempre buenos, y desde luego, mejor que las ocurrencias personales.

7.—El Militante acometerá las empresas con constancia y agilidad alegre y deportiva, pero en las actuaciones públicas, y muy especialmente en los actos de propaganda, sabrá revestirse de seriedad imperturbable y tendrá siempre en cuenta que no basta cumplir una orden sino que es preciso cumplirla con el mayor valor y entusiasmo.

8.—El militante deberá anteponer siempre el servicio de la Falange a cualquier diversión o entretenimiento, y queda obligado a acudir a cualquier hora del día o de la noche a toda actuación que se le ordene. Sólo justificará su falta una causa grave y comprobable.

9.—Los méritos de los Militantes no habrán de hacerse públicos por suponerse a todos capaces de ellos, pero sí las faltas, para escarmiento de quien las cometiere.

10.—El Militante debe partir del principio de que nadie, empezando por él mismo, debe saber las actuaciones, mas que lo que requiere necesariamente su actividad, y bajo ningún concepto comunicará a un tercero ningún informe sobre ellas.

11.—Se abstendrá de toda conversación que demuestre tibieza o desagrado en el servicio, duda de los Jefes o sentimiento de la fatiga que exige lo que voluntariamente aceptó.

12.—Evitará las exclamaciones y aplausos que puedan confundir las huestes de la Falange con las mercenarias “claques”, aduladoras del estilo liberal, y gritará sólo sus “arribas” cuando en un ambiente hostil o desconocido pueda interpretarse su silencio como falta de convicción o exceso de prudencia.

13.—Acudirá en todo momento y sin la menor vacilación al socorro del camarada en peligro, aun cuando en ello arriesgue su propia vida.

14.—Servir, será virtud esencial en el militante y servir con alegría en el puesto que se le designe, sin orgullo, ni ambición de mando.

II.—Normas para el ingreso en la Primera Línea

1.º Todo afiliado que desee pertenecer a la Primera Línea, solicitará este honor por escrito, del Jefe de las Milicias de las JONS a que pertenezca.

2.º Admitida la solicitud, el Jefe de Milicias lo llamará a su presencia y le hará leer el anterior Código del Militante, dándole un plazo de veinticuatro horas para ratificarse en sus deseos.

3.º Si una vez leído y meditado este Código se encuentra conforme con las obligaciones que éste impone, sin dudas ni titubeos, el Jefe de las Milicias lo encuadrará en una unidad destinada a probar sus aptitudes.

4.º Comprobada su efectividad en esta unidad de prueba, durante el tiempo que el Jefe estime necesario, que no será inferior a un mes, le será concedido el honor que solicita, destinándole definitivamente a la unidad que le corresponda.

5.º Para ello y ante esta unidad, formada ante el Jefe de Milicias, prestará el juramento de fidelidad a la Bandera de Falange y al Código de Milicias, quedando después de este acto, investido de la categoría de Militante y sujeto al reglamento de sanciones y recompensas.

III.—Organización de la Primera Línea

Las distintas unidades que constituyen la primera línea son las siguientes:

Elemento: 3 hombres.

Escuadra: 3 elementos, un Jefe y un Subjefe. Total 11.

Falange. 3 escuadras, 3 enlaces, un Jefe y un Subjefe. Total 38.

Centuria: 3 falanges, 6 enlaces, un Jefe y un Subjefe. Total 122.

Bandera: 3 centurias, un ayudante de enlaces, 12 enlaces, un Jefe y Subjefe. Total 381.

Tercio: 3 banderas, un ayudante de enlaces, 15 enlaces, un Jefe y un Subjefe. Total 1.161.

 

IV.—Uniforme

Se establece como reglamentarias las siguientes prendas:

Camisa: Será de color azul oscuro, de la llamada legionaria, con dos bolsillos de fuelle, cuello abierto, hombreras y puños vueltos.

En formaciones se llevará el cuello abierto y las mangas remangadas por encima del codo.

Pantalón: Será negro, largo y sin vuelta.

En formación y marchas puede usarse recogido con vendas negras.

Desde Jefe de Falange en adelante, éstos pueden usar bota de montar o leguis.

Correaje: Se usará el correaje negro o mate, militar, con bandolera; el cinturón llevará hebilla rectangular con el emblema de la Falange en su centro.

Gorro: Negro con borla roja y negra, cinta roja para los milicianos.

Negro con borla en plata y cintas en plata para Jefes de Bandera, Tercio, Jefes Provinciales y Locales de Milicias.

Negro con borla de oro y cinta en oro para Jefes Territoriales de Milicias y Jefe Nacional de Primera Línea.

Jefes políticos: Consejo Nacional y Jefes Territoriales cinta y borla oro, y Jefes Provinciales y Locales en plata.

Secretarios Territoriales, Provinciales y Locales cinta y borla en plata.

En el gorro se llevará el emblema de la unidad de mando que ejerza.

El distintivo de Primera Línea, que han de llevar todos los milicianos, consiste en un ángulo en plata de 4 cm. de lado por 4 mm. de ancho, colocado en el brazo izquierdo, a media distancia entre el codo y el hombro.

Los distintivos de mando van colocados en el bolsillo izquierdo de la camisa, bajo el emblema de la Falange, y son los siguientes:

Jefe de Escuadra: Una flecha de plata.

Jefe de Falange: Dos flechas en plata.

Jefe de Centuria: Tres flechas en plata.

Jefe de Bandera: Un yugo en plata.

Jefe de Tercio: Dos yugos en plata.

Jefe de Milicias Local: Llevará el distintivo de las fuerzas que tenga a sus órdenes.

Jefe de Milicias Provincial: Tres yugos en plata.

Jefe de Milicias Territorial: Una estrella de cuatro puntas en plata.

Jefe Nacional de la Primera Línea: Dos estrellas de cuatro puntas en plata.

Jefe Nacional del movimiento: Tres estrellas de cuatro puntas en plata.

Los mismos emblemas en rojo corresponden a los Subjefes de las mismas unidades.

Los Jefes locales de JONS y los Jefes de servicio llevarán cordones muy finos, rojos y negros, con borlas rojas y negras.

Los Secretarios territoriales uno sólo en oro, los provinciales en plata y los locales rojo y negro.

Los Jefes provinciales cordones rojos y negros con borlas en plata.

Los miembros del Consejo Nacional y Jefes territoriales, cordones rojos y negros con borlas en oro.

Los distintivos de las especialidades van colocados en las hombreras de la camisa, y son los siguientes:

Médico: Una cruz de Malta en plata en cada hombrera.

Enfermero y practicante: Una cruz de Malta en rojo en cada hombrera.

Sanitario y camillero: Un brazalete amarillo con cruz en negro.

Farmacéutico: Una cruz de Malta en verde.

Conductores: Un automóvil niquelado encima del bolsillo derecho de la camisa.

Enlaces de Falange: Una “E” en rojo en cada hombrera.

Enlaces de Centuria, Bandera y Tercio: Una “E” en palta en cada hombrera.

V.—Formaciones

Para la instrucción del militante se observará lo preceptuado en el Reglamento táctico de Infantería.

LAS FORMACIONES DE LAS DISTINTAS UNIDADES SON LAS SIGUIENTES:

Escuadra: En fila, irán en cabeza el Subjefe y a continuación en una sola fila los tres elementos.

En columna de a tres: Está constituida por tres filas de tres hombres. El Subjefe marchará a un metro a la derecha del primer hombre del primer elemento.

Falange: En columna de a tres, formarán las escuadras una al lado de la otra, en fila, y con un metro de separación.

En cada Escuadra formarán: primero el Enlace, a continuación el Jefe, detrás el Subjefe y por último, y en fila, los tres elementos. El Subjefe de la Falange marchará a un metro a la derecha del Enlace de la primera Escuadra.

En línea: la formación es la misma que la anterior, pero con las escuadras formadas en línea.

Centuria: En columna de a tres; formarán: en cabeza el Subjefe de la Centuria, y a continuación, y a un metro retrasado, los seis Enlaces en dos filas de a tres; el Enlace de enmedio de la primera fila es el Porta-estandarte, Banderín de la Centuria; a retaguardia de los Enlaces, formarán en columna de a tres, las tres Falanges, una a continuación de otra, y con seis pasos de distancia entre ellas.

En línea de columna de a tres: el Subjefe y los Enlaces de Centuria formarán, como en el caso anterior, y seis pasos a retaguardia, las tres Falanges, una al lado de la otra, ocupando un total de nueve hombres.

VI.—Saludos y honores

La presentación a superiores se hará en la posición de firmes; al presentarse y despedirse, lo harán saludando, para lo cual, si es sin armas, se encuadrarán, levantarán el brazo derecho, hasta formar un ángulo de 45 grados a la vertical, manteniéndolo con la mano abierta y la palma vuelta hacia el frente.

Si al rpesentación es con armas, entendiéndose para esto armas largas, el saludo será igual que el militar, o sea doblando el brazo contrario al sitio que esté el fusil, de manera que la mano toque el hombro contrario.

Al presentarse emplearán la fórmula A TUS ÓRDENES, se presenta ………………………., de la Escuadra ………………………..

Para retirarse, lo solicitará diciendo: Mandas alguna cosa; o bien, mandas alguna cosa más; con tu permiso me puedo retirar, y una vez obtenido este, saludará diciendo: A TUS ÓRDENES.

Cuando estando en formación lo llamase algún Jefe, contestará PRESENTE, cuadrándose si la unidad que está formada está en la posición de “en su lugar descanso” y saludando si estuviese en la posición de firmes.

SALUDOS EN FORMACIÓN.—Cuando una unidad esté “en su lugar de descanso”, el Jefe dará la voz de FIRMES seis pasos antes de llegar la persona a quien se va a saludad, y seis pasos después de pasar, la de EN SU LUGAR DESCANSO; durante el tiempo que la unidad permanezca en la posición de firmes, los Jefes permanecerán en la posición de saludo. Esto se entiende si la unidad está con armas.

Estos honores se tributarán: A cualquier Jefe de categoría superior a la de la unidad que esté formada; Jefes de J. O. N. S., Jefes Provinciales, Secretario General de la Falange, banderines de Centuria y Guiones de Bandera.

Saludos al Jefe Nacional del Movimiento, al Jefe Nacional de Primera Línea, a las Banderas Nacional y del Movimiento. En formación se dará la voz de firmes diez pasos antes de llegar a la altura de los milicianos, y a continuación dará la voz de “ARRIBA ESPAÑA”, a la que contestarán adoptando la posición de saludo; después de que la persona a quien se saluda haya rebasado la altura de la tropa, adoptarán nuevamente la posición de firmes.

VOCES REGLAMENTARIAS.—El Jefe más caracterizado, después de dar la voz de firmes, dará las siguientes voces:

España, contestado por los milicianos, con: Una;

España, ídem: Grande;

España, ídem: Libre;

y a continuación el Jefe, saludando, gritará “ARRIBA ESPAÑA”, a la que contestará a una “ARRIBA ESPAÑA”, en posición de saludo.

RECOMPENSAS.—Los militantes que por cualquier concepto se hayan distinguido en el cumplimiento de su deber, podrán ser recompensados con los siguiente:

Mención en la Orden de las JONS.

Mención en la Orden General de la Primera Línea.

Aspa roja, distintivo de herido por Falange.

Aspa blanca, recompensa por actuaciones distintas.

Palma de plata que puede ser concedida únicamente por el Jefe Nacional como premio a un acto destacado.

Palma de oro es la más alta recompensa en la Falange y se otorga por actos destacadísimos y de carácter heroico.

Estas recompensas, para tener validez, tienen que estar concedidas, previo expediente, por la Junta de Recompensas de la Organización.

Burgos, 4 de setiembre de 1936.

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate