RESUMEN DE PRENSA DEL NUEVO ESTADO DE ALARMA

Mucho presumir de que España tenga un régimen parlamentario con un control pleno de la actividad del gobierno para que llegue Sánchez y se lo carge todo, así, de un plumazo.
Sánchez no tendría que estar preocupado por acudir al Congreso, para eso se le paga. No tenemos gobierno, la administración colapsada, la sanidad extenuada y el país arruinado. Merkel y Macron aplican su plan nacional (malo o bueno) y Sánchez se desentiende. Él pasa ya de todo. Que la gente se muere, que se muera, que los españoles se arruinan, que se arruinen. Yo sigo en Moncloa y me subo el sueldo. Y para seguir en la Moncloa no tiene redaño alguno en vender el país, se temía un trato presupuestario desigual que trasluciera el conflicto político alentado por Moncloa bajo coartada sanitaria.
Las sospechas se han cumplido: Toca pagar los peajes de la investidura. Así, Sánchez recompensará el favor de los separatistas regando Cataluña con 2.199 millones de euros en concepto de inversión. La cantidad supone una inyección un 66% mayor de la que se hará en Madrid, que sin embargo triplica la aportación al fondo de solidaridad que hace Cataluña. No hay recato alguno ¿Recato? Sánchez no tiene recato en nada, ni vergüenza, ni principios, ni moral, ni dignidad. ¿Se le puede pedir recato a un psicópata?
Y el problema es que el problema no se acaba con Sánchez y su cuadrilla. Escasa autoridad moral tienen los líderes políticos del Gobierno, la oposición del PP y Ciudadanos, la Comunidad o el Ayuntamiento de Madrid cuando participan en reuniones sociales masivas mientras están exigiendo a los ciudadanos justamente que no lo hagan.
Resulta chocante que representantes de los dos principales partidos, tan desacostumbrados al consenso, hayan coincidido en un error y una imprudencia a todas luces evidente. El ministro Salvador Illa se disculpó ayer en el Congreso por lo ocurrido y reconoció que se equivocó, pero no le honra, lo que le hubiera honrado sería que hubiera presentado su dimisión inmediata. En qué burbuja hay que vivir, de qué maría hay que ir ciego para no ver que, en plena pandemia, cuando acabas de decretar el estado de alarma e instar al país a no juntarse salvo a remar en galeras, está feo quedar a brindar con tu tribu por mucha máscara que lleves. Pues nada, solo se cayeron del Audi cuando les cayó la del pulpo en las redes. Mucha crítica sí, pero como estaba el gobierno, de pedir dimisiones ni hablamos.
El día que la ciudadanía comprenda que el verdadero cáncer de este país es esta clase política que nos dirige, que fomenta la división desde uno y otro lado para perpetuarse en el poder a nuestra costa, ese día será cuando empiecen a cambiar las cosas.
Mientras tanto, seguiremos pagando, perdiendo libertades y siendo año a año cada vez más pobres mientras estos hijos de puta se enriquecen y gozan de toda clase de privilegios.
¡Despertad de una puta vez!
JAVIER FERNÁNDEZ

El Gobierno asegura la prórroga del estado de alarma pero irrita a sus socios

Los socios del Gobierno no esconden su malestar por cómo se está gestionando la aplicación de la herramienta excepcional. Los grupos negocian entre sí para intentar rebajar la duración

https://www.elconfidencial.com/espana/2020-10-28/gobierno-asegura-prorroga-estado-alarma-irrita-socios_2808696/

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate