¿REVOLUCIÓN SEXUAL O CONTAMINACIÓN SEXUAL?

 

¿Es posible hablar de la contaminación de la sexualidad de la misma manera que podemos hablar de la contaminación del aire con dióxido de carbono o la contaminación del agua a través de los residuos industriales vertidos en los ríos?

Si podemos vencer a la Naturaleza violando su orden y belleza intrínsecas ¿podemos hacer lo mismo con la naturaleza humana y, en particular, con la sexualidad humana? Si la intemperancia y la codicia destruyen el entorno natural, ¿también destruyen el entorno sexual? ¿Podemos medir esa destrucción, para que sea científicamente verificable? Sí. Nuestro entorno sexual está tan contaminado como el aire de China, y el daño causado por dicha contaminación es científicamente demostrable. Internet es el oleoducto que vierte las aguas residuales sexuales sin procesar en nuestro entorno sexual a un nivel sin precedentes históricamente.

Cada combinación o variación sexual ahora está disponible en la Red, tanto para crear como para responder a las demandas de los adictos: sexo con cualquier combinación de género, incluidas las personas transgénero; sexo oral, anal y masturbatorio; sexo con objetos; sexo con animales; sexo que involucra a participantes que usan pañales; sexo con heces u orina; sexo amputado; sexo que incluye asfixia y vómitos; brutal sadismo, tortura, violación e incluso asesinato; pornografía de dibujos animados y pornografía infantil; sexo con sexbots; y finalmente, sexo virtual generado por ordenador de cualquier tipo antinatural e inimaginable.

Si alguna otra causa provocara efectos tan horribles, declararíamos una “guerra” social sobre las causas. Pero no se puede declarar la guerra a la sexualidad malformada sin cuestionar el axioma de la revolución sexual de que no existe la sexualidad malformada.

¿Cómo podría alguien negar que existe la contaminación sexual? ¿Cuánta más destrucción se necesita? ¿Cuánto más daño podemos mantener sin un colapso social? Y finalmente, ¿en qué punto la revolución sexual admitirá la derrota y confesará que la Naturaleza tenía razón sobre el sexo en todo momento?

A.MARTÍN

 

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate