REVOLUCIÓN Y DICTADURA

Finalizada la Guerra Civil rusa la situación del inmenso país eslavo era calamitosa, sólo comparable al totalitario poder que ejercían ya los mandamases bolcheviques, el cual había sido arrebatado a los soviets y transferido al Politburó.
Tanto que entonces no se iba a tolerar ni la más mínima disidencia, así se manifestara en forma de reivindicación laboral, caso de la fábrica de Putilov, declarada en huelga en marzo de 1919 después de acusar al gobierno comunista de autócrata y finalmente asaltada por la Cheka con el resultado de unos 900 trabajadores arrestados y alrededor de 200 ejecutados.
Una brutal represión extensible a los también huelguistas de la región de los Urales en enero de 1920, a los granjeros kulaks (campesinos propietarios), a los desertores del Ejército Rojo (que se contaban por millones en aquellos años, llegándose a sublevar en Tambov) o los cosacos (la mayoría de ellos enrolados en las filas del Ejército Blanco durante la contienda civil).
Este creciente descontento culminará en los primeros días de marzo de 1921, cuando miles de marineros, soldados y civiles rusos se van a amotinar en la fortaleza de Kronstadt (en la cercana a Finlandia isla de Kotlin) contra los mismos sátrapas comunistas que habían ayudado a aupar al poder absoluto en 1917, en una auténtica sublevación popular aplastada sin piedad semanas después por el Ejército Rojo.
El bolchevismo -que decía defender a los trabajadores- quedaba así retratado en su objetivo real de establecer su propia tiranía utilizando primero y traicionando después a aquéllos.
Lo que empezó como una lucha honrosa frente a la rapacidad y explotación capitalistas, en pocos años había degenerado criminalmente en las chekas, las colectivizaciones forzosas y el GULAG.
La conocida frase de George Orwell en su distópica “1984” que reza “nadie instaura una dictadura para salvaguardar una revolución, sino que la revolución se hace para instaurar una dictadura” se cumpliría en la (todavía hoy loada por tantos rogelios trasnochados) URSS con todas las letras además de con millones de muertos.
NO NOS ROBARÁN LA HISTORIA NI LA MEMORIA.
Cachús

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate