REVOLUCIONANDO, LA DIFÍCIL TERCERA VÍA

Apenas hace unos días un líder de la oposición cubana daba la bienvenida al nuevo caesar Trump, entre baboseo incontrolable y esfinter menos controlable todavía.
No sé si se tratará de algún hijo ilegítimo del sargento chusquero Batista o simplemente es algún tendero de Miami con ínfulas de gobernador en la ambiciada nueva provincia del imperio.
Tampoco me importa un carajo.
Que los Castro acabaron haciendo de la isla de los cayos su cortijo particular es un secreto a voces.
Que Cuba es por elegida definición propia, uno de los últimos paises que se declararon comunistas tampoco es el Misterio de Fátima.
Pero entre tanta obviedad y tanta etiqueta, tal vez resulte oportuno un día como hoy, alguna breve pincelada de como empezó todo.

En la madrugada del 1 de enero de 1959 el dictador títere yankee Fulgencio Batista toma las de Villadiego y hace un mutis mientras las tropas del Segundo Frente Nacional del Escambray al mando de Eloy Gutiérrez Menoyo entran en La Habana. Al día siguiente llegan las tropas del Movimiento 26 de Julio comandadas por Camilo Cienfuegos y el Che Guevara.
Es el triunfo de la Revolución Cubana.

En 1965, en plena guerra fria entre la URSS y EEUU , se crea el Partido Comunista de Cuba y se declara oficialmente el marxismo-leninismo como ideología de estado.
Tres años antes, en 1962, y con Cuba en el punto de mira, se había ventilado entre enormes tensiones una de las mayores amenazas de guerra nuclear del pasado siglo: la crisis de los misiles.

A cualquier lector desinformado seguro que no dejará de sorprender el hecho de que el gran dictador rojo Fidel, tardara 7 años (¡¡siete!!) en declarar comunista al Estado de su nación.
Pero, la realidad más allá de lo que pregonen los mass media, es que en 1925 ya existía un Partido Comunista Cubano, fundado por Carlos Baliño, José Miguel Pérez, Alfonso Bernal del Riesgo y Julio Antonio Mella y del que Fidel Castro nunca fue militante.
El joven Fidel, andaba por aquellas épocas de mocedad organizando conferencias sobre Peronismo…
Posteriormente y ya metido en harina revolucionaria ante la certeza de que por las buenas aquél que come a dos carrillos no va a soltar la cuchara, organiza su primera intentona guerrillera que bajo el nombre de “Generación del Centeneario” el 26 de julio de 1953 intenta tomar el Cuartel Moncada en Santiago de Cuba y el cuartel Carlos Manuel de Céspedes en Bayamo, fracasando en ambos intentos y sufriendo decenas de muertos. El gobierno encarcela a Fidel y a otros líderes del Movimiento.
La acción guerrillera fue duramente criticada por los gerifaltes comunistas cubanos.

Tras dos años en prisión, fue amnistiado por el “sargento-presidente” Batista, y Castro en compañía de algunos pocos incondicionales funda el Movimiento 26 de Julio (M-26-7) bajo el siguiente enunciado: “organización cuyo fin es derrocar a Batista con una ideología de progreso y grandes cambios, antiimperialista y democrática, fundada en las ideas de José Martí”.

Desde su exilio en Mexico, Fidel establece contactos y acuerdos para derrocar al dictador con otras fuerzas favorables a la lucha armada de las más variadas ideologías como el Directorio Revolucionario de José Antonio Echeverría, integrado por estudiantes de la Universidad de La Habana, el ex presidente Carlos Prío Socarrás del Partido Auténtico, y Acción Nacional Revolucionaria (ANR), liderado por Frank País.
El Partido Comunista -ahora llamado Partido Socialista Popular- sigue sin participar de los preámbulos rebeldes.

El 25 de noviembre de 1956 zarpa de México el yate Granma, con 82 guerrilleros del M-26-7 entre los que se encuentran los hermanos Castro, Guevara, Cienfuegos y Almeida . El ejército de Batista tiene 80.000 soldados.
Tras el fracaso inicial, los revoltosos se refugian en la Sierra Maestra y desde allí y siempre bajo el carismático liderazgo de Fidel, comienzan su peregrinaje revolucionario que concluiría más de dos años despues, en la primera madrugada de 1959 con la toma de La Habana por “los barbudos”.

El 19 de abril de ese mismo año, Fidel Castro declaró a una emisora de radio norteamericana: “I am not comunist”. Ese mismo año y en plena “dictadura franquista”, Ernesto Che Guevara visitaría España.

Les dejo con unas imágenes de la victoria de la Revolución Cubana; pincho y caña para el que me señale una bandera roja -una sola- con la hoz y el martillo.
Pregunta para los de la Logse, ¿cómo es que acabó Fidel abrazando a la Unión Soviética? …

LARREA NOV/2016

lar14

 

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate