SE HACE SABER…

Pues eso… Sea por San Blas, por La Moreneta, por el Cristo de la Buena Muerte… Por qué o quien menester fuese… Se hace saber a las nazarenas masas eurohispánicas:
– Que la barbarie contra sacros lugares de fe en Chile sumido en el caos, más tarde o más temprano, la susodicha llegará a estos lares nuestros.
– Que de hecho, llegó hace cacho, aunque los subvencionados duopolios privados, cajas imbéciles públicas sean estatales o bajo el control del aldeanismo fraccionario, otros mass mierda, ningunean esas virulencias con descaro progreliberal o liberalprogre.
– Que la bomba del palo terrorismo en el Pilar de Zaragoza fue colocada por algunos alógenos de se supone dicha nacionalidad, aunque no implique, en principio, relación alguna.
– Que del mismo modo, el criminal guarrokupa, ahora en merecido presidio, ese infrahumanoide que le pateó el cráneo hasta la muerte a un buen paisano por llevar unos inocentes tirantes rojigualdos en la rojigualda nación vino de idéntico país, aún así el mismo ídem a priori.
– Que pulula, entre otros, un grupúsculo escorado a la extrema zurda boliviariana, denominado Frente Amplio, que se dice allí, en ese pedazo que Imperio donde jamás poníase el Sol, sería uno de los que lleva a las calles el más que sobado AgitProp contra iglesias, capillas, imágenes de vírgenes, cruces, etc.
– Que ese basurero rojo lleva casi una década cruzando el charco para sus periódicas reuniones con el de la giba, la cajera, el forastero lisiado, la pedorra alcaldesa, demás ralea de los malos perderes del subcampeonato.
– Que lo de no abrir la boca no casa nada bien con los procederes del que ustedes consideran el Hijo de su Dios: Jesús.
– Que lo de mantenerse erre que erre silentes sería otorgarle una autopista, en llamas pirómanas, al nuevo Sanedrín de este Tercer Milenio.
– Que las altisonantes quejas de barra de subcultura de bar cuando se perpetran profanaciones o la destrucción de monumentos del siglo pasado son solo eso, beodos discursos que a nada llevan, no siendo además el bareto precisamente el espacio adecuado.
– Que lo que pueda verborrear la Conferencia Episcopal es la equivalencia en palabrejas vacías a morder almohada, olvidan o escaquear que no estarían medrando si no fuese por Paquín, miserables desagradecidos.
– Que ninguna vagancia monárquica, fallidas repúblicas al igual que ninguna de las siglas con representación, por mucho que prometan, van a preocuparse por aquello que consideran política como espiritualmente esenciales.
– Que de esas decenas de miles de compatriotas que han fallecido por la Plaga Wuhánica, no pocos de ellos querían abandonar esta dimensión terrenal en paz del alma, algo que se les negó así como los debidos funerales, el no morir sólos sin la calidez de sus familias en los últimos estertores, etcétera de miserias marxistoides, mientras ese gilipollas, falsario experto, se atreve a reírse en sus ruedas de prensa, que son de tan bajísimo nivel técnico que sonroja incluso a sus homólogos europeos preguntándose quien carajo es ese anormal bufón.
– Que en el Cristianismo Católico Apostólico Romano existe algo, claro, sucinto, cristalino, directo, etc. llamado Lucha contra el Tiranicidio.
– Que es lo que a servidor aquel excelso profesorado nos explicó en muchas ocasiones en la escuela, pese a que servidor optase por otra metafísica espiritual que se mantiene en parte de mi familia desde hace unas cien generaciones, ví en aquello una gran verdad, un acto de justicia, un ídem de legítima defensa, justo en aquello que escuché de crío alumno.
– Que lo anterior no es cosilla opcional, nada baladí, sino de obligado cumplimiento ético en lo personal, a su vez moral en lo colectivo, para quienes procesan esa fe, la católica, uno de los pilares en nuestro devenir nacional, agrade o no.
– Que perpetrar el pecado de la mentira pensando en falsedad que se vive de pie, suele acabar en el de rodillas o algo peor aún como sucedió hace decenios aquí mismo, en nuestro país, el ahora hazmerreír del mundo gracias a su desgobierno que a ustedes, por cierto, les odia sobremanera.
– Que pueden acomodarse en el sofá esperando a que ese ruinoso Obispo de Roma, Francisco Bergoglius o como demonios se llame, condene con contundencia el mórbido fuego iconoclasta dentro de fronteras chilenas.
– Que antes, así ha sido, dará saltos de alegría el considerado por muchos Anti Papa porque el Comunismo cocalero ha vuelto cual maldición al pedazo de tierra ecuatoriana, avalar según qué amorosas parejillas en confrontación directa con la Teología, el Derecho Natural, etcétera, que denunciar sin empaques lo que ha motivado este escrito.
– Que la Iglesia verdadera es la comunidad de millones de personas que creen, no el actual Vaticano, con un especímen a la cabeza del Ministerio Petrino, el mismo que redacta encíclicas que aplauden hasta quebrarse las garras los zumbados del Globalismo.
– Que, paradójicamente o no, es cuestión que va más allá de delimitadas movidas religiosas o tomar palabra o acción por la protección de un montón de piedras centenarias.
– Que los/las/les bastardos/bastardas/bastardes van contra una civilización al completo, que por poner al azar un ejemplo, duplicó el Orbe por aquel entonces desconocido, la malnacida bastardía que está en su diana sociópata.
– Que, empero, en esos menesteres debería ocupar con urgencia a los más cercanos, a los más afectados, son ustedes los que deben dar un adelante un paso valiente.
– Que puede ser chachi lo que se legisla en Hungría o en Polonia, pero que es ejemplo orientativo, por lo que por arte de magia paranormal no se aplicará así como así en la Península Ibérica, debe lucharse.
– Que, por ende, no valen moratorias Sui Generis, mirar hacia el otro lado cobardica, excusas que hieden a pueril, vacilar de glorioso pasado pasadísimo de vueltas o promoviendo oraciones virtuales vía servicios de mensajería instantánea, redes sociales, etcétera.
– Que para esas vergüenzas ajenas, algunos mejor preferirán verse una soporífera peli en monocromo de colonos, vaqueros, malvados indios, con el salvador genocida 7º de Caballería.
– Y que antes de afearle lo que les plazca a quien rubrica este artículo, mejor hagan ustedes el previo a la par que profundísimo examen de conciencia.
No les desprecio… Mucho menos los odio… Puede que únicamente, que no es poco, sea una de las demasiadas consecuencias de esta sociedad en crisis, desacralizada, abierta en canal, enloquecida, enferma de analfabetismo, enclenque, vulgo el endófobo que sí habla pero jamás escucha…
Tal parece que en esta ocasión no llevarán acciones frente a la manada, al pus, a la ruindad, al derramamiento de sangre de curas, monjas, humildes gentes de fe, etc. aquellos uniformados que se jugaron literalmente la vida para salvar una Patria al igual que un Pueblo de aquellos émulos a la nación que nacer les vio, que fueron depredadores contra sus propios vecinos, seres humanos todos ellos… Hombres, mujeres, ancianos, ángeles en la minoría de edad que les fue arrebatada con el aberrante infanticidio… Son quienes, sufridos ellos por sus creencias, les precedieron a ustedes, no lo olviden…
HERR NEIN
Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate