Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

SEIS DÉCADAS DE CASTRISMO: COMUNISMO DE PALMERAS, SOL Y PLAYITA

 

Se cumple la sexagésima e infame efeméride de la (supuesta) Revolución Cubana: el imponer el VIH marxistoide a punta de fuego de pistola, con matanzas indiscriminadas contra población civil, el descarado robo (curiosa nacionalización esa…) de propiedades de humildes (repito: humildes) eurodescendientes hispánicos, ninguneo de la propia demografía isleña (cristianos, las muchas minorías étnicoraciales) o los campos de concentración del Ché (autoapodado la Máquina de Matar…) para el Maricón (como diría Lolaza Delgado).
Hambre, muerte y piojos en su versión cocotera (en apariencia más amable y menos psicópata que el gélido Gulag siberiano).

Es de las más longevas dictaduras (esa roja monarquía hereditaria entre hermanísimos) en este mundo loco. Un régimen de asesinos, corruptos e improductivos que, consolidada dicha revolución, sobrevivió gracias al mecenazgo de la URSS.
Sin la protección (cual pardillo proxeneta) de Moscú, los Castro (uno como icónica cara visible y el otro su mano zurda) hubiesen durado lo que un silencioso cuesco ninja entre la más suave brisa de esas latitudes.
Timo sabrosón, de los de manual, que le endosaron a sus homólogos eslavos.

Luego, olisqueando una salida para mantenerse en la poltrona del poder criminal, viejo zorro, se sacaría Fidel Alejandro Castro Ruz de sus barbas ese excrementicio (as en la manga) que supuso y supone aún el Foro de Sao Paulo para seguir mangoneando a expensas económica como mediáticamente del narcodineral de los locombianos guerrilleros, con las simpatías del brazileiro Lula (en prisión por corrupto), la vehemencia del fallecido Chávez, progres europeos eurofóbicos (marcas blancas de la misma ideología decimonónica), el Indigenismo antiespañol (que el epicentro de semejante postureo fuera la mestizada Hispanoamérica en vez de las antiguas a la par que genocidas colonias anglosajonas del Norte clama al cielo) y la ecoizquierda (esa defensa de la Madre Tierra que equivale a la plusvalía del farlopeo).
Y a su vez, a cuerpazo de monarca absoluto gracias a las capitalistas cadenas hoteleras (ahí se quiebren) que anualmente albergan a miles de bobos guiris y a quienes se les niega salirse siquiera un milímetro de esas visitas guiadas para que no vean la porqueriza bolchevique en el paraíso del Trópico.

Aunque, debe reconocerse, que el Castrismo se pertrechó con un espléndido aparato de propaganda: la heroica resistencia frente a las agresiones de Yankeeland (el bloqueo del Imperialismo) o esos pedazo de facultativos médicos (dudas razonables al respecto) salidos de las universidades públicas insulares (compitiendo con Harvard, Yale, Oxford, Cambrigde… carcajadas).

Y el equivocado y chulesco orgullo de esas gentes oriundas del Caribe: a excepción de unos pocos disidentes (de variopinto pelaje político), ni un alzamiento, ni un paso al frente, ni una rebelión, ni un por la Patria (o por el Pueblo) frente a la injusticia. Vagos…
Eso sí, bocaza cerrada cuando sus mujeres (mamás, hermanas e hijas, incluso esposas) abren las piernas a cambio de unas míseras chucherías (desde pintalabios, pasando por bisutería, hasta bragas… barato, barato, barato), regalos de algún extranjero erecto.

Que decir de la indirecta responsabilidad (difícil encontrar el adjetivo exacto: complejo asunto) con aquella desastrosa altanería tan propia de Fidel en lo que acabó en la ejecución de JFK.
Aquel católicoirlandés que (después de su periplo alemán) disponíase decidido él a recuperar el control estatal de la emisión de dólares en manos usureras de la Reserva Federal (que es banca privada dirigida por los innombrables de siempre).
La estúpida crisis de los misiles rusos (que mucho disfrutaría el cabrón barbudo al ser él centro de la internacional atención) aportó su grano de arena a la hora de sumar pretextos para el Magnicidio.
Pero que fábula de asesinato presidencial por la polémica de los Derechos Civiles de los negros del Sur (confederado), cabreados Halcones del Pentágono o manías personales del hampa siciliana (expulsada por Mussolini en cuestión de un zasca).

Craso error fue la deriva de parte de cierto (neo) Fascismo haciendo de servil fuerza de choque paramilitar de los vencedores occidentales de la Segunda Guerra Mundial (contra la Unión Soviética) hace una décadas, como aplicar con el rígido aparato de partido único de la isla aquella premisa maximalista no siempre acertada de que el enemigo de mi enemigo es mi amigo.

Los mamoneos de Batista fueron sustituidos por otra oligarquía, sin más. Porque de proceso revolucionario poco o nada de nada. Humo de cigarros Habanos de iconos prefabricados. No absolverá la Historia ni al impío tantas veces citado, ni a Raúl, ni a Ernesto…

Tampoco a los tibios: (…) Fidel Castro es una figura de indiscutible significado histórico. Por ello, en estos momentos, quiero recordar muy especialmente sus lazos familiares y vínculos con España. (…) cita de Felipe VI, borbón.

El artículo del enlace directo es un desperdicio que no tiene desperdicio.

HERR NEIN


 

60 aniversario de la Revolución cubana: ¿cuán vigente sigue?

https://mundo.sputniknews.com/america-latina/201812311084500871-revolucion-cubana-importancia-aniversario-seis-decadas

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies