SÍMBOLOS

La escoria tapa las aguas, por las que llegaban
los navíos con los lobos de la guerra.

Los débiles se quejan unos a otros al oído,
para que nadie escuche.

La guerra es ahora una fiesta de disfraces,
una feria de espejos y vanidades.

Las palabras sobran.
Necesitamos símbolos.

Todos quieren pagar la vida a crédito,
pero el crédito es de los banqueros.

Los parásitos devoran los ojos de los sabios,
de los que tienen honor y dignidad,
que son cada vez menos.

Nada es lo que parece,
entre los propios y ni entre los ajenos.

Todos se quejan,
pero se alimentan de la misma mano.

Todos temen la sangre y el acero.

Se explica lo evidente,
como si la vida fuera una teoría.

Los hombres son una madeja de excusas,
se venden como águilas pero son pavos reales.

En realidad ya no hay mucho más que decir:
Es un mundo de pútridas cenizas,
que llueven sobre los ojos,
de los últimos que pueden ver.

JUAN PABLO VITALI

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate