SIN ALIENTO

No se alcanza el cielo sin pisar previamente el infierno.
No puede haber victoria sin haber saboreado la derrota.
Imposible alcanzar la Gloria sin conocer la humillación.
No se puede vencer sin antes hacer sido derrotado, ni levantarse sin sufrir una caída.
No es posible pasar a la historia sin antes haber sido relegado al ostracismo.
No es factible avanzar sin antes haberse detenido ni reconquistar lo que nos ha sido arrebatado con anterioridad.
Improbable reponerse sin haber sido herido. Imposible triunfar sin voluntad de poder.
No hay Bien sin Mal, ni libertad sin condena.
No hay dicha sin mala suerte.
No destaca la virtud sin corrupción que la envuelva.

Amigo mío, para transitar por la senda del guerrero es necesario perderse por los bosques de la vida.

Las gentes con las que compartes algo en tu vida, aquéllas que te marcan (ya sea en sentido positivo o negativo), son faros indicativos en la oscuridad de la noche oceánica de la existencia humana. Saber leerlos e interpretarlos adecuadamente es lo que te hará llegar a buen puerto o encallar en el arrecife.

Recuerda que Itaca no es el final de tu Camino, pues el fin del Camino es el Camino en sí mismo.

El Camino es tortuoso y está lleno de peligros, pero solo hallarás tu destino enfrentándote con coraje a tus miedos. Si los superas, renacerás como Hombre Nuevo, si feneces, podrás sonreir satisfecho pues jamás nadie podrá negarte el valor que supone haber resistido hasta el último aliento con la dignidad y bravura de un héroe.

Para que las ramas de un árbol lleguen al cielo, sus raíces deben conquistar el infierno.

¡Que tengas buen viaje!

¡ULTREIA!

O. P.

OP

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate