Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

¡A SUS ÓRDENES MI GENERAL!

 

Mi General, ¡Arriba España!.

El régimen del 78 ha traído la ruina y el caos más absoluto a esta gran nación. Los políticos son los mayores culpables, han dejado España como un solar. Aniquilaron toda la industria, empezando por la siderurgia, minería, astilleros -uno de los más potentes del mundo-. Exterminaron el campo y la ganadería y ¿en qué han convertido España? en país de camareros, un digno y honrado trabajo; en un país de millones de funcionarios, en un país de políticos, centenares de miles, hay más en España que en toda la unión europea, con gastos y despilfarros estremecedores, bajo su capa se esconden traidores, corruptos y delincuentes, no hablemos ya de los miserables, los que vestían camisa azul y se cambiaron la chaqueta “al sol que más calienta” y que hoy los vemos en la TV del régimen ocultando su pasado… qué vergüenza… ¿Acaso ellos creen que el pueblo está dormido?, que no recuerda…

El Nuevo Estado nacido en 1939, después de vencer el pueblo a los que nos querían imponer una dictadura marxista comunista, nació como democracia orgánica. A diferencia de la actual democracia inorgánica, la representación no era por partidos políticos, en la democracia orgánica del Nuevo Estado la representación era el pueblo, por corporaciones naturales, familia, municipio y sindicato vertical de productores. Ha sido el sistema más social, y defensor del productor asalariado que ha tenido España, en toda su Historia. Desde su desaparición hemos perdido soberanía nacional, derechos laborales y sociales. Se ataca e intenta censurar su conocimiento, para que las nuevas generaciones no puedan compararlo con el régimen de 1978.

No se puede decir de forma más sencilla y diáfana. Cuánto echo de menos aquella España de mi primera infancia y mi primera
adolescencia y que era realmente España en todos los ámbitos: en el hogar, en la ciudad, en los pueblos, en las amistades del barrio, en el colegio, en las costumbres, en las tradiciones, en las fiestas, en los deportes, en la política (que para mí entonces se reducía a algún alcalde de pueblo pequeño). Yo nací en el 54 y por lo tanto, viví una parte de ese nuevo sistema social del pueblo. La sensación que me quedó de aquel tiempo, es que aquel sistema ESTABA AL SERVICIO DE LAS NECESIDADES DE LA FAMILIA. Se protegía al obrero; que tuviese su casita, aunque fuera muy humilde, que tuviese su trabajo para llevar el pan a casa, que no se le pudiese despedir fácilmente, que pudiese hacer horas extras para cubrir gastos extras, que no se pagaban impuestos, que sus hijos tuviesen un techo, una educación gratuita, comida, ropa… Los niños jugábamos en la calle sin miedo a las mafias de los pedófilos, sin miedo a las drogas, sin miedo a nada, felices y unidos pasaban los días y formamos nuestro futuro en seguridad.

La izquierda no odia a Franco, le tiene pánico por sus obras sociales, fue mil veces más social que ellos, él creo una potencia y ellos han creado un país tercermundista, lo que están consiguiendo es que más españoles abran los ojos y es donde empiezan a temblar los políticos, saben que llegará un día que serán rechazados por el pueblo, por su traición a la patria, han sido lo peor para España. Es curioso que cuanto más lo atacan, Mi General, más despiertan la curiosidad de muchos españoles jóvenes a quienes les robaron su derecho a conocer la verdad de la historia.

Franco será como el Cid, ganará batallas después de muerto.

J. COLOMINA

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies