Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

TEMPESTADES DE ACERO. ERNST JÜNGER

 

Para Jünger el ser humano no debe concebirse como un individuo atomizado desgajado de cualquier vínculo orgánico comunitario ni debe ser considerado como igual, en esencia, a sus congéneres, con los cuales formaría parte (gracias a lo que Rousseau definió como el contrato social pactado entre ellos) de una sociedad inarticulada e inorgánica. Al igual que tampoco lo concibe desgajado de sus antepasados y de los que serán sus descendientes, sino, en gran dosis, como fruto del legado de sus ancestros con los cuales se halla, por ello, ligado y lo concibe, asimismo, como hacedor, junto a éstos, de muchas de las esencias que caracterizarán a sus descendientes.

En “Tempestades de acero” (1920) Ernest Jünger nos habla sobre sus experiencias personales en la IGM. Las tácticas que innovo en el combate de trincheras. Sus reflejos de otras épocas en un mundo de guerra. El compañerismo, que hacia de la segunda categoría de la sociedad estamental, una unión indisoluble de hombres de diferente origen y condición social, un cuerpo único y articulado. Y descubrirse que estaban creados para ella y en la se sentían como peces en el agua, para no querer volver al mundo de la paz de donde habían salido.

Un libro de guerreros para guerreros. Un libro imprescindible para aquellos que quieren cabalgar el tigre.

A.MARTÍN

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies