TENGO UNA BOLA DE CRISTAL

 

Ya se ha jugado la final de la Copa del Rey. Debo tener una bola de cristal que predice el futuro, porque estaba convencido que de nuevo se pitaría el himno nacional. Y lo peor no es que un grupo de energúmenos use el partido para ofender al conjunto de los españoles, lo triste es que una vez más las autoridades responsables, aquéllos que al sentar el culo en la silla juraron defender y proteger la constitución, no harán nada, bueno sí, requisar camisetas amarillas… Lo he dicho más de una vez y lo repetiré mil veces: si no nos respetamos a nosotros mismos, ¿cómo podemos pretender que nos respete el resto del mundo?

En la final de la Copa de la Liga Francesa de 2002 la afición de los nacionalistas corsos (Sporting Club Bastiais) pitaron La Marsellesa, y el entonces Presidente de Francia Jacques Chirac abandonó su asiento, habló con las autoridades, hizo retrasar el partido y obligó al entonces Presidente de la Federación Francesa de Fútbol Claude Simonet a pedir perdón a todo el país a través de la televisión.

Por acciones así los franceses se sienten orgullosos de su nacionalidad, mientras nosotros debemos escuchar que España es un concepto discutido y discutible…

SILA


Las amenazas de Interior no evitan una gran pitada al himno en la final de la Copa del Rey

http://www.publico.es/politica/monumental-pitada-al-himno-durante-final-copa-del-rey-sevilla-y-barca.html

 

 

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate