EL TOCATA: AU REVOIR…

Tres décadas (camino de ellas iban) después de iniciar su andadura, DAFT PUNK deciden que se acabó lo que se daba: cansancio, ausencia de inspiración, la edad, querer probarse por separado en nuevas lides, una operación de publicidad como acusan desde algunos voceros (quien sabe cuál será…).
Amplia discografía aunque con pocos álbumes, lo que se dicen formales. De media un larga duración casi por década (sin prisa, con muchísima calma).
Eso sí: mogollón de sencillos (arrasando en los Billboards internacionales que es gerundio), promocionar los susodichos con sus respectivos videoclips, giras de macroconciertos en cualquier rincón del mundo, algunos Remixes para formaciones ajenas, componer bandas sonoras, acabando con lo de colaborar en la fase de producción con The Week(e)nd (dio en la diana).
El dúo parisino fue el que se llevó el felino al agua en esa, por aquel entonces, pujante escena del French House.

Aquello de la casa francesa, además, supuso un soberbio ejercicio de chauvinismo gabacho que le hacía frente a la(s) anglosajonía(s):
– A la pureza creativa Made In USA (del Techno con sede en la depauperada ciudad donde en su era dorada salió el primer modelo Ford, pasando por el Chicago Sound hasta llegar al hermanado Garage oriundo de New York), a ese nihilismo de revolución musical del Grunge…
– A la genérica denominación UK EDM (de la barbarie Hard Minimal de los Middlands posindustriales al Drum ‘N’ Bass de la capitalina londinense, sin olvidar el Down Tempo del Sur de ese cacho de isla), al Pop inglés que sobrevino como reacción a aquel Rock sin pizca de Glamour del palo Nirvana, Pearl Jam…

Así pues, el Clubbing de la nación vecina a codazos se hizo hueco entre las predilecciones de las masas Indie, que buscaban, locuelas ellas, sonidos desconocidos para sus oídos, con frescura, originales incluso.
DP alcanzó la cumbre para acabar siendo un fenómeno global. Y lo hizo marcándose pepinazos bailables a base del sampleo de bases funkoides, rockeras, etcétera de la década de los lejanos ’70 del siglo pasado, con una calculada simplicidad de las que desarma, esa pátina Lo Fi en sus publicaciones, imaginario retrofuturista, reacción del público favorable en nanosegundos, etc.

Ahora, el devenir que se le presenta a THOMAS BANGALTER se antoja una duda (a ambos, no sólo a él, con esposas o parejas regulares e hijos). Igual que el ídem de GUY MANUEL DE HOMEM CHRISTO (quien más ha guardado silencio de los dos en un grupo de por sí alérgico a las gilipolleces del famoseo, de los Paparazzi…).

Servidor pasa de largo de sus archiconocidos éxitos para recuperar un Track de aquella primera obra, Homework: el desenfadado Teachers (con la voz modulada de fondo de la fallecida Viola Wills, línea de bajo Acid, algo ramplona aunque efectiva cadencia de ritmo medio Electro medio su cachorro barriobajero, el Hip Hop).
De la época en la que eran un par de advenedizos francófonos rindiendo honores a sus maestros o profesores: Dave Clarke, Surgeon, Jeff Mills, Rush, Todd Edwards, Sneak, Mark Dearborn, Hell, Louis Vega, Dre, Armand Van Helden, Skull, George Clinton, Tonka, Paul Jonhson, Deeon…
…IN THE HOUSE, YEAH!

Herr Nein

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate