EL TOCATA: HOY NO ME PUEDO LEVANTAR

¿A ustedes no les pasa que, a veces, por la mañana no tienen ninguna gana de levantarse? Cuando digo ninguna, es ninguna… pero el deber y/o la necesidad pesan más que el cansancio y, por regla general, hay que echar fuera el hastío o la pereza y tirar el día adelante como si vivieras en Alicante todo el año.
Debo reconocer que soy uno de ésos que no salta de la cama cuando suena el despertador o una dulce voz me recuerda que hay que levantarse. Testigos de confianza confiesan que mis frases más utilizadas son: ¿ya? ¡es imposible!… ¡pero si me acabo de dormir!… ¡cagüen en todos los curas de Rusia!… y como dulce colofón: ¿hay café hecho en esta casa o me tengo que ir al bar?… un primor.
Y como no es algo nuevo he ido a través de los años pergeñando varias estrategias, dependiendo de mi modus vivendi. Observen detenidamente con la versatilidad en la que me manejo. Con mis padres visualizaba una zapatilla con suela de madera y era saltar hasta el Cielo. En el internado, bueno, ahí te tiraban el colchón al suelo, así que ni preocuparse. Después he combinado diferentes métodos, para quedarme con dos técnicas mixtas de gran efectividad y a las que, incluso, he llegado a poner nombre. La primera: “por mis santos cojones”. La segunda: “porque yo lo valgo”. En el primer caso bastaba dejarme caer de la cama al suelo, no bromeo. La segunda, más agradable pero con un mayor grado de iniciativa y esfuerzo consiste en poner música como si tu casa fuera el Ku de Ibiza a las cinco de la madrugada de un sábado de agosto.
El primer caso es básico y no necesita de mayores explicaciones, sólo un consejo: pónganse la mesilla a prudencial distancia y una alfombra donde vayan a deslizar su grácil cuerpo para el golpetazo matutino. Mano de Santo.
El segundo, más elaborado y complejo ya que implementa una combinación de técnica y sentimientos, necesita de una elaboración más sofisticada y de ciertos conocimientos. No es cosa baladí pero no se preocupen, entre mis indicaciones y un tutorial en coreano que hay en Youtube, se les antojará algo sibilino y tentador. Primer paso, grábese una serie de canciones sin ningún pudor, de esas que, incomprensiblemente, algún día se ha descubierto cantando en la ducha o conduciendo a 120 por una autopista. No tengas complejos, cualquiera sirve. Segundo paso, colocar un reproductor a más de cuatro metros de la cama, esto es primordial. Programar para que por la mañana a la hora indicada se encienda. Garantizo una satisfacción absoluta. Si se levanta para apagarlo, total, ya que está de píe pues a la ducha. Si no se levanta la música hará que sus vecinos llamen al 112 y lo que eso conlleva.
No se compliquen la vida. Soluciones fáciles para problemas de primera hora. Luego ya el día irá colmándonos de emociones ¿a que sí?
Pues eso, que buenos días y buena suerte. Lo del café hecho sigue siendo una incertidumbre.
A.MARTÍN
ZONA HORARIA CENTRO:

 

HORARIO ZONA LEVANTE:

 

ZONA HORARIA NORTE

 

ZONA HORARIA SUR:

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate