EL TOCATA: JUDAS PRIEST

Jamás volverán a publicar otra suprema barbarie al nivel de PAINKILLER. Aquel disco apareció en una época en la que, aparte de que los cinco ingleses estaban en una fase de inspiración máxima, a JUDAS PRIEST les agrió cosa mala aquello de que se dijera que el HEAVY METAL agonizaba, que con el cambio década suponía algo exento de interés creativo, que la moda era otra, incluso que el metal pesado clásico había pasado a mejor vida.

Pues por sus cojones (cerrando bocas) que se sacaron no solo una obra maestra, sino el considerado indiscutible Grimorio del susodicho género musical (o lo amas… o corre porque viene a proceder a tu merecida aniquilación). Ese larga duración fue más HEAVY que nada ni nadie, más METAL que nadie ni nada:

Una orgía a base de las guitarras compuestas por GLENN TIPTON con K.K. DOWNING (solos, Riffs, más solos, más Riffs), retrofuturismo distópico, el aporreo en la batería de SCOTT TRAVIS (dura pegada en bombo o pedal como en caja), abogando por un Apocalipsis con draconianos sopapos de Justicia… Y el vozarrón (cuerdas vocales de Record Guiness, pulmones de acero, esa erre paladar atípica en la lengua de Sheakspeare) de ROB HALFORD, alcanzando unos tonos agudísimos (a veces en falsete, otras no) que no han sido superados. Todo, en conjunto, llevado al punto del paroxismo en grado extremo, excesivo, épico.

El segundo enlace directo es la canción homónima (en formato sonoro, con calidad 1080p al igual que el primero de los Links).

Y ahora, septuagenarios algunos de ellos (ahí siguen), después de más de medio siglo de carrera, con decenas de álbumes a sus espaldas, giras mundiales (sacando a pasear encima del escenario desde motarrones de gran cilindrada a camiones, pulverizando oídos con miles de vatios de sonido, pirotecnia a punta pala, etcétera), retornan con un disco que pareciera ir con la calma: FIREPOWER (se publicó hace unos meses).

NO SURRENDER ha sido siendo recibido como un buen Single de presentación. Poseé los clichés que se esperan de esa manera de concebir el Hard Rock (el melenudo). Un himno menor que gana enteros después de cada escucha.

Y para un Track que habla de superarse a sí mismo sin otorgarle espacio a la debilidad o que lo de hincar la rodilla no sería opción, quien mejor que alguien que supone ejemplo de ello:

ADA (sin relación con el sapo rojolilamorado, nada de impías blasfemias pues, por el Dios del Trueno que no) KACZANOWSKA, que encima de ser una gran seis cuerdas, liderazgo en su propia banda, se diplomó (o se licenció) en Ingeniería (servidor es de Escuela de Arte, así que ni furcia idea si lo uno o lo otro académico).

Un vídeo pulcro, molón, con postureo ochentero (debe reconocérsele a la chica que lo vive con sinceridad: Fuck Yeah), grácil ella, sacando el máximo provecho del equipo audiovisual disponible.

Que dos de las emblemáticas marcas especializadas en los guitarrazos eléctricos la esponsorizen es el reconocimiento a una persona (al igual que otras muchísimas en idéntica línea ascendente) que empezó de cero, currándoselo por su cuenta.

Sí… Vale… También, siquiera una pizca, contará la belleza de la fémina.

En cualquier caso, se recoge lo que siembra: con esfuerzo. Y más esfuerzo. Algo de la rubicunda eslava que deberían aprender (si no es por las buenas, será por las…) esos horrendos orcos empoderados que no dan palo al agua.

Terminando que es gerundio: los veteranos británicos bien satisfechos viendo (siempre atentos) como gente joven con talento, con ganas, con perseverancia, etc. versionan sus temas. El legado sigue vivo.

HERR NEIN

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate