Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

EL TOCATA: MASSIVE ATTACK

 

Se cumplen dos décadas de la publicación del aclamado tercer disco de los ingleses Massive Attack, Mezzanine, el mejor álbum de los Padrinos del Trip Hop, la forma de Downtempo más exitosa hasta entonces dentro de la UK Urban Music, evolución de aquel inicial Bristol Sound.

La demostración que una escena local de ámbito Underground nacida en una gris urbe portuaria del suroeste de Reino Unido podía convertirse en un fenómeno a escala internacional irrumpiendo con fuerza en las listas de éxitos del Mainstream. Eso es lo que también abanderaron Grantley Marshall, Andrew Vowles y el auténtico genio de la formación, Robert del Naja (en la instantánea): fundador, líder en la sombra, vocalista de rimas más que cantante convencional, principal compositor, aparte de ser uno de los grafiteros más inusuales y rupturistas de toda esa nación insular. Suya es la rúbrica de los conceptos de las portadas, el imaginario visual de todo el proyecto y garabatear las paredes y los muros de media ciudad desde que era un jovenzuelo de la Working Class.

Los once cortes que completaron Mezzanine soltaban lastre del Neo Soul, del Jazz y de las bellas orquestaciones de su debut, Blue Lines, al tiempo que implicaban algo más incisivo que su segundo larga duración, Protection: Dub, minimalismo, menos Hip Hop, apuesta por el Rock experimental, distorsión, oscuras y monocromáticas atmósferas, canciones más ásperas, repetición en la estructura compositiva, Electrónica con aparente producción Lo Fi y pesados bajos a la par que cadencias percutivas aún más lentas.

A lo largo de su carrera, desde que empezaron en el colectivo Wild Bunch hasta fecha de hoy superando los cincuenta de edad, el grupo ha ido acumulando un listado de colaboraciones con otros artistas, como compositores y como productores para otros tantos, remixes, un preciso e inteligente empleo de samplers, proyectos paralelos dentro y fuera del ámbito musical junto a diferentes creativos, covers o versiones, figuras consagradas del cine en sus videoclips, inclusión de sus temas en infinidad de bandas sonoras de largometrajes, series televisivas, documentales y spots publicitarios casi interminable: Nellee Hooper, The Cure, Cate Blanchet, Matrix, Thom Yorke de la banda Radiohead, Guy Ritchie, Kate Moss, Led Zeppelin, Hope Sandoval, BBC, Snatch: cerdos y diamantes, Rosamund Pike, Neneh Cherry, Burial, The Insider, Arta Dobroshi, Snoop Dogg, indiscutibles cabezas de cartel en el siempre competitivo festival de Músicas Avanzadas y Arte Multimedia Sónar de Barcelona, Louis Leterrier, Nicolette Okoh, Quincy Jones, Pi, Smith And Mighty, Tracey Thorn del dúo Everything But The Girl, Prision Break, HBO, Matteo Garrone, Roots Manuva, Mos Def, Craig Amstrong, House, Sinéad O’Connor, Ustad Nusrat Fateh Ali Khan, Nick Warren, Stigmata, WARP Records, el cantante de Blur y después miembro de los virtuales Gorillaz Damon Albarn, Tricky, Dot Allison, Jet Li, Spiritualized, United Visual Artists, The Jackal, Siouxsie And The Banshees, Cameron McVey, Blade II, Geoff Barrow de Portishead… Y así podríamos seguir hasta el asombro, el aburrimiento o lo que se tercie.

Otra de las facetas destacables de Massive Attack sería su compromiso con determinadas causas que en varias ocasiones les reportaron incluso problemas personales y polémicas mediáticas: Su poco o nada disimulado antiamericanismo, la negativa a ofrecer conciertos en Israel, no recibir ni un penique de alguna de sus publicaciones discográficas para destinar lo obtenido a obras sociales, la vez que la liaron parda en Turquía denunciando, al parecer sobre el escenario, la persecución contra los disidentes políticos por parte del islamista régimen neotomano o el claro posicionamiento de Robert del Naja contra la segunda e inmoral Guerra contra Irak.

En relación a este último, al bristoliano de ascendencia familiar napolitana le endosaron una acusación por poseer material presuntamente pedófilo, prohibiéndole la entrada de forma temporal en Estados Unidos, un rarísimo amago de detención en suelo británico… Y en un abrir y cerrar de ojos la intentona de descrédito sin pruebas por ciertos Mass Media. Todo de lo más confuso, con demasiadas inconsistencias.

El asunto se zanjó en el mismo tiempo récord, tal cual había empezado a rodar como una bola de nieve cuesta abajo descartando al artista de cualquier sombra de sospecha. Si el objetivo era amedrentar a la cabeza pensante de Massive Attack lo cierto es que cayó en saco roto porque siguió denunciando lo que era y fue una invasión bajo falsos pretextos, por el control del petróleo y demás miserias. Y la honorabilidad de Robert del Naja no se vio afectada porque nadie con dedos de frente se creyó semejante bulo con hedor a Cloaca del Estado versión anglosajona.

Dicho todo lo anterior, ahí van Teardrop y Angel: segundo Single con Elizabeth Fraser de Cocteau Twins encargándose de la voz y el tercer sencillo del disco, con la participación del veterano cantante Horace Andy, respectivamente.

En el primero, recordando el clip musical con aquel ser humano intrauterino en su amniótico mundo y en el segundo, un vídeo que suponía una austera alegoría nocturna entorno a plantar cara y a vencer los miedos inherentes al individuo.

Dos iconos imperecederos, lo que se dicen Hits, de la prolífica década de los noventa del siglo XX.

HERR NEIN

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies