EL TOCATA: MENEA EL BULLARENGUE

La princesa está triste, ¿qué tendrá la princesa?, los suspiros se escapan de su boca de fresa, que ha perdido la risa, que ha perdido el color… Bueno, el color precisamente no, porque hay que ver que derroche de imaginación maneja para combinar tintes, échale huevos.

Pero lo cierto es que la Delfina está en permanente estado de cabreo y me sabe mal, oiga, porque posiblemente tal desazón sea la que le dispara el colesterol malo y altera el metabolismo haciéndole coger ese “par” de kilitos de más con los que abarrota las instantáneas. El rumor es que los paparazzi cuando acuden a rueda de prensa de la “portavoza” sacan el gran angular por cubrir en lo posible al personaje, asunto que no siempre consiguen.

Esta semana se le ha visto especialmente irritada cuando sacó de la chistera -porque suena a chiste- lo de la persecución del Franquismo, como si aquí cada fin de semana hubiera un 20-N.

Adri, haznos caso por una vez antes de encerrarnos bajo siete llaves, siete, a los cuatro mal contados que quedamos: deja los torreznos y… ¡menea el bullarengue!.

Verás qué bien, ¡triste!.

LARREA   FEB/2020

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate