Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

EL TOCATA NÚMERO 401. NOS VAMOS A IBIZA

Más allá de las interminables y concurridas fiestas de verano, Ibiza ha sido desde los años 60 uno de los rincones predilectos por las estrellas de rock internacionales. Permisividad, espacio natural incomparable, precios módicos, clima agradecido y la posibilidad de llegar sin pasar por una aduana.
Así, New Order eligió la isla para grabar parte de su quinto álbum de estudio, «Technique», en 1989. De este disco y de alguna peripecia ya dimos contada información en otro Tocata – http://elcadenazo.com/index.php/el-tocata-new-order/
Un año antes, en 1988, Ibiza ya se había convertido en epicentro de la festividad musical mundial. Esta vez el motivo fue la muerte de Nico, la eterna rubia impasible de la Velvet Underground. La modelo y cantante alemana se había refugiado en la isla junto a su hijo, en busca de una vida alejada de los focos y la fama. El 18 de julio, curiosa fecha para morir, cuando iba paseando en bicicleta tuvo un accidente que le provocó una hemorragia cerebral -versión oficial-. Su cuerpo permaneció varios días en la morgue; en Ibiza nadie sabía que se trataba de una de las divas de la New Wave neoyorkina.
Por esas mismas fechas Nina Hagen contría “matrimonio nocturno” con un “punk” ibicenco 30 años menor que ella en una playa de la isla, mientras Grace Jones meneaba su escultural cuerpo en los espacios VIP de Ku bajo la atenta mirada del pirata Pikes y la locomotora de Fredy Mercury con la música en directo de los belgas reyes del EBM los Front 242, Lou Reed y los suizos Yello atracaban la barra de Pacha con Ricardo Urgell de Cicerón, cierto Príncipe “de Beckelar” moría en Ses Salines de sobredosis, los Locomía movían más rápidos sus abanicos que los dealers vendían “alegría”, Carlos Martorell adoptaba a otro adolescente, la “princesa” Smilja abarrotaba la isla de modelos Ad-Lib, y Julio Iglesias mellaba otra vez su revolver… por ejemplo.
Lo que pasa en la isla no es que se quede en la isla, es que no ha ocurrido nunca.
Así que hoy y en recuerdo de aquella locura “dentro de un orden y jerarquía” con todos vosotros tres himnos de los 80 en la isla: Les Liasons dangereuses y sus “Chicos del parque”, sólo un martillo es más contundente, Cristal Waters con “Gypsy Woman”, sólo el champán es más empalagoso, y, por último, pero no menos importante, los magos de la noche, los reyes del “aquí no pasa nada pero pasa de todo” Yello y su mítica “The race”… sólo Mercurio es más rápido.
A.MARTÍN
Martillo:

Champán:

Mercurio:

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate