Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

EL TOCATA: SCAT, SOLO PARA VIRTUOSOS

Aquellos jóvenes que disponen de cierto paladar musical -hoy en día son los menos- flipan con Zaz y su increible capacidad técnica para “cecear” e improvisar armonias sonoras con su voz.
Pues sí, amiguitos y amiguitas, seguramente Isabelle Geoffrey -más conocida por Zaz- de cuya genialidad ya hemos escrito en esta sección, sea actualmente la mejor “scateando” (el término no tiene traducción a la lengua de Cervantes) pero, pero, pero… ni mucho menos ha sido la primera… ¿quién no recuerda al rey Louie y a Baloo en el Jungle Book?.

En la música jazz, “scat” es un tipo de improvisación vocal, generalmente con palabras y sílabas sin sentido con el fin de darle a la voz la cualidad de instrumento musical, y que requiere habilidad y entrenamiento ya que resulta igual de complicado que improvisar con un instrumento.
Es decir y en resumen: solo para virtuosos.
La técnica scat-jazz data de comienzos del pasado siglo, siendo en 1926 cuando Louis Armstrong lo haría definitivamente popular con la canción “Heebie Jeebies”.
Ella Fitgerald, Natalie Cole, Bobby McFerrin, Jamiroquai y hasta France Gall o Amy Winehouse han hecho alarde de sus recursos utilizando el scat en alguna ocasión.
Aunque sin duda, la gran estrella del scat fue Scatman John.

John Paul Larkin arrastraba todas las maldiciones del músico de jazz profesional, es decir: vida disoluta, drogas y bourbon.
A la pandemia había que añadir su disfemia, ergo, el tio era un tartaja de cocococojones.
Pero tal defecto no restaba un ápice de su genialidad y era cuestión de tiempo que el mundo entero oyera hablar de él.
Se demoró el asunto y es en 1992 y con 54 palitos cumplidos cuando Scatman Jonh, con sus pintas de padrino de la familia Gambino conquista las listas de todo el mundo con un temazo absolutamente im-pres-cin-di-ble: ski-ba-bop-ba-dop-bop, combinando scat con música dance y hip-hop.
No dura mucho la alegría en casa del pobre, alcanzada fama y fortuna, John Larkin “Scatman” nos dejó cuando apenas saboreaba las mieles de su merecido estrellato, un cáncer de pulmón se lo llevó antes de cumplir los 60 años.
Pero nos queda su música.

¡Danzad malditos!.

LARREA    DIC/2018

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate