A TODOS LOS HÉROES Y CAÍDOS POR UN NUEVO ORDEN EUROPEO

Una pesada luna se lamenta entre los árboles
Y la noche mira fijamente con ojos vacíos.
Pues tú estás en otras regiones.
Ya no volverás más.

Por los caminos muy familiares
Te busca nuestra mirada –
Ah, qué rápido te olvidaron,
A ti y a tu destino.

Sólo el viento guarda entre penas
Tu dulce canto.
Flores florecen y mueren
En el declive de la colina.

Roja color de sangre cae del pórtico del Cielo
Una estrella rebosante de lágrimas:
Fuego de estrellas es la FE,
En la Victoria que ya está cerca.

Ondas mueve el aguacero del viento
A través del tiempo indolente –
Bendice, hermano, nuestra tristeza
Desde la Inmortalidad.

SIMÓN LEFTER

Ellos siempre estuvieron, están y estarán PRESENTES en nuestra Memoria, en nuestras vidas, en nuestros diarios quehaceres, en nuestros actos por muy sencillos que sean. Un mundo que olvida y da la espalda, se mofa incluso de sus Héroes y de sus Caídos, es un mundo en pleno proceso de demolición y de cobarde autodestrucción.

En tal mundo podrido y desprincipiado de cabo a rabo, parafraseando al gran Henry de Montherlant están los que se contentan simplemente con “vivir” (vida puramente vegetativa, descentrada, material, pusilánime, cretinizada), y que por desgracia son la mayoría de esta bazofia de sociedad (Céline decía al hablar de la basura democrática que los imbéciles eran -son- mayoría…); y los que reclaman para sí una VIDA SUPERIOR, es decir en los tiempos terminales y crepusculares que vivimos los que constituyen una exigua minoría.

FUERZA HONOR Y TRADICIÓN

Joan Montcau

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate