DE TODOS MODOS MORIRÁS

Morirás de rodillas, de espalda a tus antepasados.
Morirás inyectado y en silencio, sin héroes ni ruido de acero.
Morirás en la confusión de la sangre, de la cultura y del tiempo.
Morirás sin saber porqué, con ese olor a podredumbre que ahora está siempre presente en el aire.
Morirás encerrado y con la boca tapada. Así lo quieren ellos.
Morirás buscando el pánico en tus ojos y en tus manos.
Morirás sin dejar memoria de tu gente, porque ya no existe tal espíritu común.
Morirás obedeciendo una mentira, como mueren los cobardes o los que ya no pueden pensar.
Morirás como todos moriremos, pero todos no debemos morir igual.
Morirás sin memoria de nada valioso en tu pasado, con un presente de terror en tu continua persecución.
Morirás como han muerto tantas bestias encerradas, con los ojos tristes para que te observen sonriendo los dueños del candado.
Morirás sin sentido, sin saber por qué ni para qué tu mundo ha desaparecido.
Morirás sin amigos, sin lugares comunes, sin belleza ni libertad.
Morirás porque ese es el destino de todos, a la vista de los dioses que dividen la grandeza de la oscuridad.
Morirás sin saber nada de lucha ni de gloria, sumido en un pantano de alimañas, y finalmente en una de ella te convertirás.
Morirás sin que tus pocos días valgan la pena, porque no vale la pena vivir sin libertad.
Morirás como una rata, cuando tu gente fue un día una manada de lobos, que vendía cara su vida a la hora de luchar.

JUAN PABLO VITALI

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate