TODOS SOMOS ROMANOS

Técnicamente, todos seguimos siendo ciudadanos romanos. En el 212 el emperador Caracalla promulgó la llamada Constitutio Antoniniana, que otorgaba la ciudadanía a todas las personas nacidas en el Imperio. Esta ley jamás fue derogada.

Esto comprende a todos los nacidos dentro de las fronteras del Imperio romano, pero… si consideramos que la ciudadanía romana se puede transmitir de padres a hijos, los hispanoamericanos descendientes de españoles también serían ciudadanos romanos…

¡Enhorabuena!

JORDI GARRIGA

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate