Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

¡¡TOMA MORENO!!

“¿Y a mí qué me cuenta si yo estaba en la luna?”
Pedro Duque (Astronauta y Ministro. 27/9/2018)

Hace podos días les poníamos al día del adictivo culebrón “El Gobierno progresista de Sánchez” (http://elcadenazo.com/index.php/tardes-de-tele-y-palomitas/) y les avisábamos de los constantes e inesperados giros en el guión con el que nos estaban obsequiando los constructores de este serial, por el que venezolanos o mexicanos hubieran pagado cifras astronómicas (valga la redundancia).

Y es que el “Gobierno Galáctico del PSOE” (ejem, perdonen el chistecito pero no he podido contenerme) está generando páginas memorables para los anales de la televisión.
Algún lector nos llamó “exagerados”, proponiendo -¡ay!, el mercado yankee- “House of Cards”, “Game of Thrones” o la mítica “Twin Peaks”- como las auténticas obras maestras del guión maquiavélico de un escritor en estado de gracia, posiblemente inspirado por la combinación de mescalina y prozac a partes iguales.
Nosotros, sonreíamos pacientes mientras confiábamos en el siguiente capítulo de la serie española, barruntando que el próximo retortijón del guión dejaría boquiabiertos a todos los espectadores, tal es la fe que tenemos en “los ministros y ministras” que protagonizan la serie.
Y, ¡de nuevo!, los guionistas, sosteniendo con los meñiques de los pies un circo de cuatro pistas, lo bordan.

El capítulo de hoy arranca con la fiscala Lola (recordemos: homófoba, machista y ligera de cascos), reunida -sangría y paella (la gamba pelada, please)- con un individuo que concilia en torno a su persona la definición exacta de “estercolero”.
Pero, con su magistral manejo del suspense, los autores del libreto dejan con la hiel en los labios justo cuando los diálogos se ponen picantes (escorts de lujo, colombianas menores, jueces pollipaúsicos y políticos desaprensivos), desplazándonos hasta un nuevo y desconcertante escenario: el de un astronauta pijo que habla como Rockefeller (el muñeco de Moreno, no el judío) al sonsonete de un ventrílocuo, en este caso de pinganillo que pá eso estamos en el siglo XXI y el tipo en cuestión, es astronauta.
Plas, plas, plas.
Soberbio.

Duque, que en su intervención -televisada- apenas puede sujetarse la risa que le da lo que está contando, se mete él solito en un charco donde lo único que queda patente, es su deshonestidad.
Grosso modo admite que hacía trampas al solitario pero que, “oigan, si es que lo ponen a huevo”.

Si nuestras cuentas no fallan, uno de los dos -Lola o Duque- caen de cartelera esta misma semana fulminados por el Director del serial.
Lo lógico sería que fueran ambos, pero… con los giros que da este guión, ya hay quien apuesta -yo, por ejemplo- que el astronauta chiripitiflaútico acabará siendo la cama de agua de “Lola la de los puertos”.
Ya se sabe: los pesos pesados en las novelas no pueden morir hasta el final.
Aunque… el capítulo inacabado de la ministra iracunda, que incluye: prostitución, corrupción de menores y chantaje, todo ello escuchado por una fiscal de la propia boca de un proxeneta declarado, igual deja en evidencia mi apuesta.

Con semejante trama, cualquier cosa puede suceder.
Al final, el malo será el mayordomo.

LARREA   SEP/2018


 

Duque justifica la sociedad para sus viviendas: “He pagado todos mis impuestos y no hubo ahorro fiscal”

http://www.elmundo.es/espana/2018/09/27/5bacb47e46163f80318b45f9.html

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies