Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

TRUMP… QUÉ NERVIOS

Ay señor, ¡te lo juro por Karl Marx, camarada! IN-CRE… IBLE. ¿Has visto las noticias?

Estaba jugando al Candy Crush con la tablet de mi papá (la mía la rompí porque no cargaba el Instagram) cuando un compañero me ha llamado diciendo que mientras se estaba fumando unos petillas en el parque ha escuchado en la radio que Trump ha accedido hoy al poder. ¿Te lo puedes creer? El muy fascista… y encima es blanco. Además el muy ultra ha dicho que América primero… ¡por el amor del cielo transgénero es de un xenófobo insoportable!

Para colmo, el personaje sólo tiene a un moreno y tres mujeres en su gabinete ¡y el resto son blancos multimillonarios! Ay, ay, por Stalin que me va a dar algo… Fidel, llévame pronto que mi cuerpo pide tierra. Por supuesto, he quedado con los camaradas para boicotear en señal de protesta la procesión del falso ídolo. Se van a cagar… Me calo la capucha y me tapo bien la cara, no sea que mi papá se lleve un disgusto viéndome zurrar a traición a la gente. ¡Qué demócrata soy, hemos quemado un par de contenedores y roto una docena de cristales de comercios locales! Por si acaso votaron a Trump. Así aprenderá a ganar unas elecciones.

Veamos, insectos demócratas, montar toda la parafernalia para que los de la nariz prominente os den subvenciones es comprensible… Después de todo hay que ganarse unas perrillas para comprarse otro coche o viajar por algún país exótico. Pero que lo asociéis con nosotros… Me parece insultante y desacertado. Yo no soy xenófobo sino RACISTA. En lo único que podemos coincidir es en que somos nacionalistas (¡nazis, nazis, nazis!) como los de la CUP después de todo ¿o no?

Parece que alegremente avanzamos hacia la guerra racial como “alguienes” han planeado de antemano desde hace ya algún tiempo. El medio: inducir a la creación de partidos de inmigrantes como el PRUNE en España o el PIJ y el UDMF en Francia junto con la manada de progres descerebrados opuestos a los autóctonos, que quedarían agrupados en partidos de Derecha Nacional como el FN francés. Ahora, falta esperar a ver si Michel Houllebecq es el nuevo Orwell con su libro Sumisión o descubrir que soy un conspiranoico corroído por la paranoia y las conspiraciones, quién sabe, quién sabe…. ¡Qué nervios!

ARDITI

 

ARDITI4

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate