Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

UN POCO DE MEMORIA…

11 de noviembre de 2007
Josué Estébanez se encontraba en el metro de Madrid dirigiéndose a una manifestación convocada por DN, en el trayecto se encuentra a unos 100 antifascistas que iban a reventar dicha manifestación y se suben a su vagón. Uno de ellos le increpa por la camiseta que lleva. Josué, instantes antes, anticipándose a la situación, sacó su cuchillo y se preparó, actuó por instinto cuando se vio envuelto entre la marabunta de jóvenes que le escupían e insultaban, y le clavó el cuchillo en el pecho a uno de ellos, Carlos Palomino. Después se mantuvo en los vagones resistiendo a todo tipo de ataques hasta que tuvo la oportunidad de escapar, pero fue atrapado en la salida del metro y recibió una brutal paliza por parte de los compañeros de Carlos Palomino; instantes después Carlos falleció mientras era atendido en la carpa sanitaria que montaron en la puerta del metro.
Josué Estébanez fue condenado a 19 años de prisión por un delito de asesinato con la agravante de motivos ideológicos y 7 años de cárcel por un delito de tentativa de homicidio.
Hoy en día, sigue cumpliendo condena.
8 de diciembre de 2017
Víctor Laínez se encuentra en el bar Tocadiscos de Zaragoza, tomando algo, cuando se encara y discute con Rodrigo Lanza, un joven chileno que milita en grupos de ultraizquierda y antifascistas y que cumplió condena en el pasado por dejar inválido a un policía de una pedrada. Después de una discusión se distanciaron y Víctor siguió en la barra conversando, cuando de repente recibió un fuerte golpe por la espalda con un palo que lo dejó en el suelo desplomado, seguido de un montón de patadas y puñetazos en la cabeza.
Era Rodrigo Lanza el que le ataco por la espalda a traición y uno de los motivos fueron los tirantes de España que llevaba Víctor.
Víctor Laínez fue ingresado en la UCI y falleció el 12 de diciembre de 2017.
Rodrigo Lanza sería acusado de homicidio por imprudencia grave, con agravante de motivación ideológica y podría ser condenado de 2,5 a 4 años de prisión.
La diferencia entre Josué y Rodrigo, es que Josué es un ex militar que andaba con grupos de ultraderecha y Rodrigo una sucia rata del sistema, con antecedentes muy graves además, que se mueve con grupos de ultraizquierda, protegido por Ada Colau y por la basura de sistema que tenemos.
Queda demostrado que a un patriota se le puede asesinar a traición por la espalda mientras que cuando otro es increpado por cientos de cerdos no existe la legitima defensa. ¡Sois basura!
SERGI B.
Be Sociable, Share!

    2 thoughts on “UN POCO DE MEMORIA…

    1. Josué es un preso político realmente, si los guarros le hubiesen matado aquel día, no lo habrían sacado en ningún medio de comunicación, sería un muerto anónimo, excepto para su familia y amigos

      La pena ridícula que le han puesto al chileno refleja cómo las condenas a los antifascistas son simbólicas, mientras que la justicia con los nuestros es implacable. Eso dice mucho de quienes son los amigos y los enemigos reales del r78

    Comments are closed.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate