Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

UNA TRISTE REALIDAD

Eres hombre, tienes 44 años, estás casado, tienes 3 hijas, tienes una hipoteca, un trabajo fijo, un monovolumen con 7 meses de antigüedad y aparentemente tienes la vida encauzada.

Un día te dice un amigo que ha visto a tu mujer dos veces con un tipo bastante más joven que ella. Te pide que no te alarmes, que seguramente es un amigo sin más.
Decides hacerle caso, pero ya estás un poco alerta “por si acaso” pero sin llegarte a obsesionar.

El caso es que tu mujer que antes apenas tocaba el móvil, ahora es su mejor amigo. Le preguntas qué mira a todas horas en el móvil, y te contesta que recetas, vídeos de manualidades, etc… pero tú tienes una cuenta de Facebook y el clunnnkkk que hacen las notificaciones son inconfundibles.
Le preguntas si tiene Facebook, te dice que se hizo una cuenta hace mucho tiempo, pero que ella “no sabe como funciona eso… no le presta atención y lo va a desinstalar…” pero el clunnnnkkk suena a cada momento.
Ella te tiene por tonto, pero lo único que tienes es cara de gilipollas porque sabes que de recetas de cocina y vídeos de manualidades nanai… CLUNNNNKKK.

Un día vas a por tus dos hijas menores y sin venir a cuento te dice una de ellas:
_¿Papá me dejas tu teléfono?_ Y tu le respondes. _Claro, cógelo e instala algún juego, pero no te pases pequeña saltamontes que me saturas la memoria!!!_
A lo que ella te responde: _Menos mal! ¡Mamá no nos deja ni acercarnos al suyo, aparte de que le ha puesto contraseñas!_
Clunnnnnkkk

Llega el fatídico día… el amiguete (que por cierto, es vecino del edificio) que te dijo hace un par de semanas que la había visto un par de veces con un tipo, te pregunta si puedes volver a casa… que creé que deberías de volver a casa, pero que no pierdas los nervios.

Sales del trabajo como una flecha, sin tan siquiera avisar a tu encargado.
Coges el coche, te plantas en casa y CLUNNNKKKKK ahí está tu mujer, con un tipo de unos 26-28 años (ella tiene 41) sentaditos en el sofá.
Él se levanta y se pira, ella se queda descompuesta…. _“Nene, no es lo que parece”_.
De la misma rabia que recorre tu cuerpo te acercas a ella, le levantas el vestido y va sin bragas. Como hace conmigo cuando quiere guerra.
Qué malo es conocerse.

Hablas con ella y te confiesa que no está a gusto contigo, que lo quiere dejar, que la relación está rota desde hace meses.
Tú no das crédito… estuviste con ella y las niñas en Disneyland París apenas hace 3 semanas, y en Benidorm el fin de semana anterior.

Le dices que esto no es bueno para las niñas y dice que no pasa nada, que se acostumbrarán.
Le dices que para las familias tampoco será saludable, y te contesta que es lo que hay (con chulería, como nunca te había hablado). Le dices que piense detenidamente lo que quiere hacer, que el viernes lo hablaréis con la cabeza más fría y despejada.
Clunnnnnnkkkk

Llega el viernes y lo tiene claro y decido por lo que te repite lo mismo: No quiero seguir contigo. Ya está todo perdido.

Aceptas y le dices que no insistes más, que se vaya y que ya volverás a rehacer tu vida con otra persona.

Se ríe y te contesta: _¿Qué me vaya?, ¿yo?_
Le contestas que sí, que aparte de que la casa es tuya y la pagas tú religiosamente desde hace 22 años (ella desde que se casó no ha dado palo al agua), que tu voluntad es la de seguir ahí con tus hijas, que la que ha renunciado a continuar con el matrimonio es ella…

Te dice que tienes dos opciones:
Irte o te denunciará para que te echen por la fuerza.

Le dices que te denuncie, pero que tú no te vas.

Coge a las 3 niñas, llorando como 3 magdalenas porque han oído lo que hemos hablado.
Sale por la puerta de casa…

4 horas mas tarde vuelve ella sola acompañada por dos agentes de la Guardia Civil:
_”Señor, acompáñenos, su mujer ha presentado contra usted una denuncia y tiene que acompañarnos conforme a la ley xxxx/xx/x.”_

Pides leer la denuncia, que te informen de que se te acusa en esa denuncia, y te dicen que de malos tratos continuados, físicos y psíquicos.
Le preguntas por los físicos, y te enseña un moratón acojonante en el brazo izquierdo y otro en el muslo también izquierdo.
Le preguntas a ella delante de los Guardias si tú le has hecho eso, y responde con firmeza: SÍ.

La miras a los ojos, agacha la vista, se te saltan las lágrimas y le pides a los agentes que al menos te dejen salir de tu casa libremente, sin esposar ni agarrar.
Ellos, que se imaginan de qué va la película, acceden sin ningún tipo de problema.
Me monto en el coche con ellos y de camino al cuartel me dice uno ellos:

_Es lo que hay amigo, nosotros sabemos cómo funciona el tema… pero no podemos hacer nada._

El juez te dice que no te puedes acercar a ella a menos de 500 metros, y que tus pertenencias puedes ir a buscarlas acompañado de dos agentes de la Guardia Civil, previo aviso a ella para que abandone la vivienda para no romper la orden de alejamiento.

Vas a TU casa, miras a un lado, miras a otro y dices:
¿Qué me llevo? ¿Las televisiones? Tengo facturas de las 3, pero… ¿dejo a mis hijas sin televisión?, ¿el coche? Mejor no… sigues mirando y ves muebles, enseres de todo tipo, un portátil, consola, bicicletas… en fin, todo lo que has ido comprando a lo largo de tu vida está ahí y no te lo puedes llevar.
Así que te vas a tu armario, coges 3 pantalones, 4 camisas, y 8 o 9 camisetas y les dices a los agentes que ya lo tienes todo.

Te vas a casa de tus padres que viven a 64 kilómetros, con el corazón roto.

Pasan las semanas y la depresión se apodera de ti… has pasado de darle un beso todas las noches a tus tres pequeñas princesas, a verlas unas horas cada 15 días.

En el trabajo no te quieren porque pasas más tiempo de baja que trabajando, así que te despiden. Eso sí, indemnizado con 21.000€ que son los necesarios para comprar un coche para ver a mis hijas. No encuentras trabajo, los empresarios no buscan tios de 45 años.
Los 2 años de paro ya se han agotado. La vida ha dado un giro de 180º sin buscarlo, sin hacer nada.

Te paras a pensar y dices: Tengo 2 opciones:
– – La quitas de en medio por haberte “matado en vida ella a ti”
– -Te quitas de en medio tú y dejas de sufrir de una puta vez.

En 2017 se suicidaron 2.781 hombres.

En el mismo periodo de tiempo 48 mujeres perdieron la vida a manos de sus parejas.

Los medios de comunicación insisten:
Hay que acabar con el machismo.
Las asociaciones feministas piden Igualdad.

Disculpadme amigos, pero no me parece justo lo que sucede en este país.

Antonia Alba

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate