VALET DE PIED

Su papi el campechano procuró que el cargo de monarca (con sueldazo del erario, claro) fuese simbólico e institucional: el saber gozar de una agenda a base de comilonas, recepciones diplomáticas (más comilonas), discursillos militemetrados en la correcta politiquesa, permitir el desplante de los aldeanismos burgueses, viajes por el orbe aprovechando (de paso) para hacer negocios de familia (aquellos que deseaban privados aunque han ido saliendo a la luz pública), hacerse con un harén de mancebas (cual pelambrera coleccionable como en la Escopeta Nacional…), muchísima vidorra palaciega, esos períodos estivales en Mallorca e ídems invernales en los Pirineos que encadilan a las abuelas enganchadas al papel satén de lo Paparazzi, que la prole echara descendencia a mansalva, asesinando paquidermos en África, disfrazarse de vez en cuando con algún uniforme de las Fuerzas Armadas…

Sin embargo, para el siguiente Borbón, del que decían sus lameculos que era el más preparado (con algo más de sesera como maneras menos derrochadoras que el progenitor predecesor debido a la castrense educación de mamá), ni que fuese para salvar las posaderas en un Trono de Hierro cada día más precario (espere Majestad, que comprobará cómo a peor irá…), las responsabilidades de Jefe del Estado deberían ser radicalmente distintas. Repito: siquiera que fuese por un acto de pura supervivencia egoísta… Ni eso, al menos de momento.

Por poner dos ejemplos: el no dejar escapar la oportunidad de hacerle llegar el aviso al más real de los anos marroquíes que cuidado dónde carajo ubica las fronteras de su desértico vertedero o poner el badajo encima de la mesa advirtiendo (como mínimo…) al más hispanofóbico de los desgobiernos que hemos padecido en décadas de (su) democracia.

Cierto… Pero en qué cojones estabas pensando Herr Nein… Que esta estirpe agabachada jamás cambiará… Será quizás la sangre que, por azul, afectará al raciocinio…

Así pues, con un vecino pordiosero al que le sobran belicosas ganas de vacilarnos (de nefario recuerdo: la Marcha Verde más Ceuta, Melilla, inmigración descontrolada en las vallas, etcétera) como con un sanchismo pablemoide que perpetrará (sí o sí…) tal descosido que habrá que recomponer a las malas, Phillipe se nos larga cagando leches a Israel para la conmemoración (asquerosa allí la verborrrea a gustazo de los innombrables) de no se sabe qué, pues sigue siendo controversia discutida como discutible por parte de historiadores, judíos incluidos.

Y el problema que vuelve a ser el mismo: aparte de la vergüenza ajena viendo al susodicho por esos lares palestinos (que no hebraicos), es que aún pululan en suelo patrio millones de personas que creen, sea por buenismo incomprensible o ausencia de neuronas (sobran cromosomas) o falta de la debida lectura (de esa que eriza el vello por frontal choque con la verdad…), que él supone algo así como muro de contención ante la baja estofa (esos herederos directos de los subcampeones) que pretende dar carpetazo a la nación más antigua de Europa.

Una confrontación, sea de la índole que sea, no sólo se gana con la acción e inquebrantable fe en la victoria de unos pocos. La cuantía, el número de efectivos o como deseen llamarlo, también suma. Por lo que esos desdichados entre las masas de nada nos sirven si continúan empecinados en agarrarse a un clavo ardiendo.

Lo último que se pierde es la (falsa) esperanza. Pues durísimo será el palo cuando vean lo que en realidad es: caras de bobos, lagrimones ojipláticos, desagradable sorpresón, hombros encogidos…

Y para muestra hereditaria, el decimotercero de los Alfonsos, aquel medroso que se dio el piro (ahí os quedáis pringaos del pueblo que Sálvese Nos…) a una velocidad digna de Record Guiness.

No será entonces porque algunos no avisamos a las masas aferradas a ese espejismo de fábula constitucional (su primer garante es de risa…) sobre lo que puede avecinarse.

Pd: el enlace directo no posee desperdicio alguno por lo embustero sibilino que resulta. No sorprende cuando se ha atisbado quien lo rubrica. Otros que no cambian ni lo harán jamás…

HERR NEIN


 

La visita de Felipe VI a Israel como rey de España… y de Jerusalén

Felipe VI fue el responsable de hablar en nombre de todos los demás invitados con motivo del Quinto Foro Internacional del Holocausto, haciendo gala de su título honorífico en la ciudad israelí

https://www.elconfidencial.com/mundo/2020-01-22/la-visita-de-felipe-vi-rey-jerusalen-456_2423975

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate