Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

VERDADES INCÓMODAS SOBRE VOX

 

Que VOX ha irrumpido triunfalmente en la escena política ya es un hecho. Ni la oleada de mentiras vertidas por los medios, ni las encuestas precocinadas de Tezanos han surtido efecto. Andalucía dijo claramente NO al Susanato.

Ante semejante entrada en un parlamento autonómico, las reacciones son muy variadas:

La ultradeshecha española en su conjunto, de luto, ya que en esta ocasión han tenido difícil hacer valer sus posturas sin el comodín del sionismo, que estaba invalidado. Claro, a ver cómo se lo explicas a un octogenario que está hasta los cojones del Susanato. Por su parte, la izmierda, a lo suyo, victimizándose y pidiendo movilizaciones contra… ¡La decisión del pueblo!

Así con todo, estas líneas van dedicadas a todos esos camaradas que hoy se encuentran poco menos de luto. VOX es un medio, nunca un fin. VOX es una grieta, una ruptura, una posibilidad de que termine el monopolio izquierdoso de la opinión pública. No es motivo para estar de luto. Tampoco es necesario apoyarles abiertamente, simplemente comprender que a partir del domingo la evolución será constante. Lenta, pero constante. Después de lograr unos mínimos electorales que nadie se hubiese planteado, VOX se hará fuerte. Pero una vez se haga fuerte y aglutine la totalidad del voto del pepero renegado, podremos dar paso a algo más a la derecha de VOX. Tal y como ocurre en tantísimos países de Europa, donde gobierna la derecha conservadora pero hay un partido identitario fuerte. Claro que, para lograr esto último, el trabajo y las formas deben ser impecables, porque hay quien piensa a estas alturas que se puede irrumpir en la escena política con esvásticas, brazaletes y camisas azules. No, y 40 años de testimonialismo en las urnas lo demuestran.

No nos engañemos. La entrada de VOX es positiva para nuestras ideas. Todos los intentos de demostrar que nada hay más diferente de VOX que la ultradesecha, son tiros en el pie. Es una forma de darles la razón de cara a la opinión pública. (¿VOX fascista? Aquí el único fascista soy yo. ¡¡Quiero mis grilletes!!)

Repito, no es necesario votar a VOX ni apoyarlos abiertamente. Hay motivos de sobra para llevar a cabo una crítica fundada. Pero con esa superioridad moral (que poco dista del rojo de puta cuyo argumento principal consiste en mandar a leer al personal para después quedarse tan ancho), con esas ganas insanas de repartir carnets de patriota, con esa capacidad inhumana para el autoengaño y esa ausencia de la autocrítica, lo único que se puede conseguir es el efecto contrario al deseado. Más razones para apoyar a VOX. Si hemos tenido que esperar 40 años de democracia para que un partido que defiende 3/4 partes de nuestras ideas irrumpa por primera vez en un parlamento autonómico, será por algo.

Pero no hay más ciego que el que no quiere ver.

JORGE MARTÍNEZ

 

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies