VIOLACIÓN MASIVA EN EUROPA POR SOLDADOS ALIADOS DESPUÉS DE LA 2ª GUERRA MUNDIAL

 

«¡Matad! ¡Matad! En la raza alemana no hay nada aparte de mal. ¡Acabad con la bestia fascista de una vez para siempre en su guarida! Aplicad fuerza y romped el orgullo racial de esas mujeres alemanas. Tomadlas como vuestro despojo legal. ¡Matad! Cuando vuestro asalto avance, ¡Matad, vosotros, bravos soldados del ejército Rojo!»

«Los alemanes no son seres humanos […] No debemos hablar más. No debemos emocionarnos. Debemos matar. Si no has matado al menos un alemán en un día, has derrochado ese día […] Si no puedes matarlo con una bala, mátalo con una bayoneta. Si tu sector del frente está tranquilo, o estás esperando para un gran ataque, mata un alemán mientras tanto. Si dejas un alemán vivo, él matará a un ruso, violará a una rusa. Si ya has matado a un alemán, mata a otro. Nada nos es más grato que un montón de cadáveres de alemanes. No cuentes los días. No cuentes los kilómetros. Cuenta solamente el número de alemanes que has matado. Mata al alemán, es lo que te pide tu abuela. Mata al alemán, es lo que te pide tu hijo. Mata al alemán, es lo que te pide tu patria. No lo olvides. No lo dejes pasar. Mata.»

Ilia Ehrenburg.

Comisario Político de la URSS.

——

El mayor crimen contra las mujeres y los europeos en la historia, fue la violación masiva de las mujeres europeas después de la victoria Liberal-Comunista en 1945.

Los violadores fueron principalmente comunistas soviéticos y soldados estadounidenses. Fueron permitidos y alentados por las políticas oficiales “aliadas” que incitaban al odio contra los de nacionalidades europeas que luchaban contra el comunismo. Solo en Viena, Austria, violaron a 100.000 mujeres, no una sino muchas veces, incluidas niñas que aún no eran adolescentes y mujeres mayores.

Por política oficial, los aliados crearon condiciones en las que las únicas madres alemanas que podían mantener con vida a sus hijos pequeños eran aquellas que ellas mismas o cuyas hermanas se convertían en amantes de las tropas de ocupación.

Según el testimonio dado en el Senado de los Estados Unidos el 17 de julio de 1945, cuando las tropas coloniales francesas bajo el mando de Eisenhower, en su mayoría africanas, entraron en Stuttgart, metieron a mujeres alemanas en el metro y violaron a unas dos mil. Solo en Stuttgart, las tropas bajo el mando de Eisenhower violaron a más mujeres en una semana que las tropas bajo el mando alemán violaron en toda Francia durante cuatro años.

De hecho, de todos los principales beligerantes de la Segunda Guerra Mundial, las tropas alemanas tenían, con mucho, el menor historial de violaciones y saqueos.

En 1945, el Ejército Rojo avanzó hacia Berlín; de una población civil de 2.700.000, 2.000.000 eran mujeres. El miedo recorrió la ciudad. Los médicos fueron asediados por pacientes que buscaban información sobre la forma más rápida de suicidarse, y el veneno tenía una gran demanda.

El 24 de marzo de 1945, los soviéticos entraron en Danzig. Un oficial soviético le dijo a un grupo de mujeres que buscaran seguridad en la Catedral. Una vez que estuvieron bien encerradas dentro, las bestias del bolchevismo entraron, y tañendo las campanas y tocando el órgano, “celebraron” una orgía repugnante durante la noche, violando a todas las mujeres, algunas más de treinta veces.

Después de que los soviéticos conquistaran Neisse, Silesia, 182 monjas católicas fueron violadas. En la diócesis de Kattowitz se contaron 66 monjas embarazadas. En un convento, cuando la Madre Superiora y su asistente intentaron proteger a las monjas más jóvenes con los brazos extendidos, fueron derribadas. Varias aldeas donde todas las mujeres, incluso las mayores y las niñas de hasta doce años, fueron violadas diariamente durante semanas por los aliados. Una maestra de Danzig informó que su sobrina (15) fue violada siete veces y su otra sobrina (22) fue violada quince veces. Un pastor católico en Danzig declaró: “Violaron incluso a niñas de ocho años y dispararon a niños que intentaron proteger a sus madres”.

¡Los soldados estadounidenses no son mejores que los soviéticos! Ambos son comunistas.

Después de la Segunda Guerra Mundial, Alemania no tenía un partido nazi en el Parlamento, por lo que todo fue enterrado y olvidado. Lo mismo sucedió en Italia, pero como todavía tenían el partido fascista en el Parlamento (el nombre era MSI, más tarde “Alleanza Nazionale” con un pico del 17% de votantes, en todo el país en 1994), estas historias fueron bien documentadas a lo largo de los años. y traído al público.

En Nápoles, en el sur de Italia, un superviviente italiano afirma que sus superiores permitieron a las tropas afroamericanas el libre acceso a las mujeres italianas. En Italia, el número de violaciones cometidas por negros durante la Segunda Guerra Mundial solo en el sur de Italia asciende a aproximadamente 60.000 mujeres, niños y adolescentes. El resultado de esta violación interracial y esclavitud sexual fue la producción de una generación de niños mestizos lamentables, resultado del sexo interracial entre mujeres italianas y bestias liberales.

A.MARTÍN


 

Las alemanas sufrieron 860.000 violaciones de los aliados

  • Elfriede fue forzada a los 14 años por soldados de EEUU

  • Hay un caso documentado de una niña de 7

  • Se sabía de los abusos de los rusos tras la II GM, pero menos de los de los americanos

  • Una investigación les adjudica 190.000 violaciones. Y recoge testimonios

https://www.elmundo.es/cronica/2015/03/08/54fadb85268e3ee0518b4570.html

 

Be Sociable, Share!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    doce − seis =

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate