VISITA A LA ROCA MEGALÍTICA DE SANT ANTONI (05-I-2020)

“El Arte necesita soledad o miseria, o pasión. Es una flor de una roca, que requiere el viento áspero y el terreno duro”.  (Alexandre Dumas)

“Que nuestro ejército sean los árboles, las rocas y los pájaros del cielo”.  (Alejandro Magno)

La víspera de la Epifanía o Día de Reyes decidimos hacer una marcha con visita incluida a una de las zonas más misteriosas y enigmáticas de la comarca del Baix Llobregat. Estamos hablando del Montpedrós (348 m. de altitud), montaña popularmente conocida también como la Montaña de Sant Antoni, ya que en la cima de dicha montaña hay una ermita levantada en honor de dicho santo.

La cima del Montpedrós, vista desde el Este o el Oeste, tiene la apariencia de un volcán, de ahí su gran poder de atracción. Esto se debe a que en la antigüedad era una fortificación de vigilancia, ello para evitar la entrada de los sarracenos durante nuestra Reconquista, formando parte de la llamada Marca Hispánica; de hecho en toda ella hay restos de muralla y de torres de vigilancia. La torre que en mejor estado de conservación está es una que hay junto un sendero de fuerte acceso que comienza varios km atrás en la misma estación del ferrocarril de la localidad de Sant Vicenç dels Horts, la zona en concreto es conocida por ello como La Torrassa, convertida hoy dicha torre de vigilancia medieval en un espectacular mirador. De hecho esta zona en concreto es conocida como ‘Serrat de la Torrassa’.

Seguimos subiendo hacia la cima alcanzando primero una zona rocosa que destaca sobre el conjunto pétreo por las formas afiladas de sus rocas, la zona es conocida como Les Agulles de Sant Antoni, para llegar a las mismas se puede ir por el sendero comentado o bien escalar una pared negra de unos 8 metros de altura pero con buenos salientes roqueros donde agarrarse. La panorámica una vez alcanzado el citado ‘castillo roquero’, como diría nuestro gran Félix Rodríguez de la Fuente, es verdaderamente espectacular. Desde aquí ya nos enfilamos hacia nuestro siguiente y principal objetivo: una roca megalítica con petroglifos de procedencia neolítica. Esta roca se conoce como Roca de Montpedrós; la misma se encuentra en un lugar de no muy fácil acceso -y no muy a la vista-, y en una bifurcación del sendero principal que lleva a la cima de la montaña, ya relativamente cerca de la cumbre, a unos 50 metros aproximadamente.

Una vez estamos ante dicha roca, observamos que en la cara Este de la misma destaca el grabado más importante, curioso y atrayente, una clara representación del Sol con don astas que, observando otros ejemplos conocidos, han sido interpretados como astas de ciervo, constituyendo, posiblemente, desde este punto de vista la representación del Carro del Sol, un elemento mitológico muy repetido entre muchos pueblos antiguos y que ha llegado hasta nosotros de la mano de la cultura grecorromana a través de la figura de Apolo, el conductor del carro del Sol. Hay que citar también el grabado de la cara Norte el cual parece representar a un caracol, pero a un caracol con una especie de cabeza de dragón. Estamos ante dos símbolos ancestrales pertenecientes a la Tradición Primordial nórdico-polar; el círculo con el punto central, que simbolizaría al Sol, al Astro Rey, como también al Principio Supremo manifestado. Por otro lado la espiral del caracol es el símbolo de la Generación Cósmica. Curioso que el primero señale hacia el Este, el nacimiento del Sol Invicto, y el segundo hacia el Norte, lugar de origen de la Tradición Primordial y residencia de su Patria Sagrada: Hiperbórea. Por otro lado tanto el ciervo como las astas tenían connotaciones claramente solares en la todas las culturas y mitologías indoeuropeas.

Una vez alcanzada la cima nos encontramos con la ermita de San Antonio, además de los restos del castillo medieval de Castellnou de Cervelló (Siglo IX), más bien los restos de una fortificación de finales de dicho Siglo. Parece ser que previamente existió un poblado ibérico en esta zona, sucesión de tradiciones guerreras y heroico-viriles: Laie(1)/Roma/Medievo…

Se cree que el castillo fue construido en tiempo de Guifré I, cuando conquistó esta zona a la canalla sarracena. En el lugar donde se levantaba el castillo, se construyó en época moderna una capilla dedicada a San Antonio, aunque desconocemos la historia de la misma, es muy posible que dicha ermita fuera construida hacia el Siglo XVIII, aunque haya sufrido a lo largo de su historia reconstrucciones varias (de pésimo gusto a nuestro juicio). Por este motivo como mencionamos anteriormente la montaña es conocida también con el nombre de este santo.

Rocas megalíticas, petroglifos, restos de fortificaciones de aquel gran Ciclo Heroico que fue el Medievo, restos de asentamientos ibéricos y romanos, una gran e instructiva marcha la de esta víspera de Fiesta de Reyes, sin duda el mejor regalo que nos pudieran traer los mismos.

FUERZA HONOR Y TRADICIÓN

Joan Montcau

(1) Laie sería algo así como el centro espiritual de los pueblos íbero-layetanos, algunos los ubicarían en torno a la montaña sagrada de Mons Jovis o Monte de Júpiter, para los romanos, el actual Montjuïc. Según la leyenda Hércules fundó sobre la cima de dicha montaña la ciudad de Barcelona, Barkeno para los antiguos pueblos layetanos que se extendieron por las comarcas del Baix Llobregat, el Barcelonés, el Vallés Oriental y Occidental, el Maresme e incluso por el Bages.

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate