VISITA A LOS 7 TEMPLOS

Jueves 18 de Abril del Año del Señor 2019.
Visita a los 7 Templos.
Ruta por una de las zonas megalíticas que comprende el parque de la serralada litoral. 7.20 de la mañana, salida desde mi pueblo, Premiá de Dalt, en época gloriosa, San Pedro de Premiá.

Buenos ánimos, buena compañía. Empezamos la ascensión hacia la primera cima, St. Mateu, 496 m. Aparentemente poca altura, pero el desnivel acumulado, partiendo de 140 m., hace mella. Antes de alcanzar la cima, hacemos parada en el poblado ibérico. Pater Jorda recita el primer paso de 7, ante la carismática y respetuosa atención de 5 discípulos.
De St. Mateu preservaremos la imagen de una preciosa ermita de estilo románico, documentada por vez primera en el año 993.
Alrededor nuestro, el paisaje idilico. Destaca la majestuosa y, a la vez ,intrigante presencia del Montseny. Más lejos, en la misma postal, entrevemos las todavía nevadas cumbres del macizo pirenaico oriental.
Andamos en medio de una finca rural, espléndidamente readaptada, quiero decir, una finca con sus viñedos, frutales, higueras… con sus cabras, ovejas, caballos.. Son estos últimos los que hacen salir el espíritu Dirlewanger que todos llevamos dentro,”barbacoa equida”.
Tranquilos, ¡tan solo fue un anhelo!.

Continuamos la marcha hacia el segundo paso, Cruz de Can Boquet.
En poco más de 10 minutos llegamos al dolmen de la Roca d’en Toni, tercer paso. Subiendo por unas traviesas cercamos la minúscula necrópolis medieval, que consta de 7 tumbas de granito, una de ellas de un menor. Obviamente, no magrebí. Éste es el lugar del cuarto paso.
Encaramos el GR 92, y con algún que otro ánimo decaído, decidimos parada y almuerzo. Coll de porc, me lo imagino plastificado, amarillento. Suerte del color rojo del chorizo extremeño, del sabor de la llonganissa de Gerona, de la hogaza de pan… pero, sobretodo del vino en bota española, así reforzamos los ánimos… Delante de un menhir, pater Jorda recita el cuarto paso.

Vista la aspereza de la marcha, aun lejos del objetivo, emplazamos a Herr Victor a que ocupe posición en el restaurant. Cuestión de logística.
La marcha se complica, llevamos horas de subida y la señalizacion es, o bien escasa, o ambigua. Nos desorientamos por senderos yermos hasta que, por fin, volvemos a culminar cima, esta vez en Cellecs. Una subida final de las duras. Sucede el quinto paso.
Lo que sigue es la bajada, alrededor de piedras graníticas que daban sensacion de antiguo santuario… sexto paso… hasta llegar a la ermita de St. Bertomeu de Cabanyes, de planta románica y muy parecida a la de St Mateu. Séptimo y último paso.

Regresamos hacia el restaurant St. Salvador, también conocido como “cal basurero”. Aquí  comimos, bebimos, charlamos, reímos, confraternizamos… los 6 caminantes más la visita del séptimo ACIMJIsta, recién liberado del laboro.
¡Estupendo día!

ALEX SORO

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate