¡VIVA EL REY!

…vociferaba parte de la plebe: asistiendo al espectáculo de su espectacular aparición entre los pobres mortales (¡gracias majestad, por dejaros ver entre los pobres!) envidiando  y deseando -como plebe bajuna que son- los privilegios de la aristocracia, su obscena ostentación de riqueza.

…aplaudían algunos políticos: de izquierdas y mayoritariamente de derechas casposas. Agradeciendo su traición, (perdón, transición) al igualatorio y chupiguay régimen partitocrático (perdón, democrático).

…gritaban hombrecillos uniformados con abundante chatarra colgante: antaño, último bastión del Honor, hoy vendidos al sueldo y las medallitas.

…celebraban periódicos babeando de placer por su regreso: elogiando veladamente su perjurio, festejando su habitualmente simpática campechanía y obviando su magistral carrera de comercial comisionista. Y bien fructífera que parece haber sido. Pero…”la justicia es igual para todos”. Y lo dijo, y se quedó tan pancho.

…se regocijaban empresarios: agradeciendo favores pasados, y mendigando los futuros.

…halagaban culturetas varios: cultura de la muerte, del asesinato injustificado de animales.

Hasta una mujer (os pido disculpas, mi señora Isabel, por el exabrupto tabernario) tuvo más huevos reinando que este borbón.

Que os den a todos.

juvenal.

 

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate