Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

VIVE RÁPIDO, MUERE VIEJO

Muchas son las bocas que una y otra vez describen y argumentan lo característico del mundo caótico de hoy día, desde diversas posturas y en diversos campos.

Milímetro a milímetro minuciosamente se ha descrito aquello corrompido desde la llegada de los regímenes demoliberales y su pseudo cultura.

Pero siempre es un análisis en cuanto a terceros, jamás hacemos uso del ojo avizor para entrever sus efectos para con nuestros movimientos y en especial; las gentes que conforman el grueso militante.

“Vive rápido y muere jóven” ha sido y es, el eslogan vociferado una y otra vez por los altavoces del sistema; dicho sea de paso, con el fin de dinamitar el acto en potencia de una nación y la fuerza motriz de su devenir: sus jóvenes.

Aquí lo importante no es repetir lo dicho y adoptar las posturas clásicas al respecto, sino hacer una crítica a nuestras filas.

¿Cómo podemos abanderarnos y enarbolar el estandarte de la tradición y la antimodernidad, cuando participamos del sedentarismo primerizo?

¿Qué distingue el alcoholismo y la drogadicción de un bando u otro?

La indisciplina y posturas insolidarias, ¿no son símbolo inequívoco de corrosión, de falta de camaradería?

¿Vivir rodeado de lujo y opulencia, es si cabe un signo de humildad y sencillez?

Hasta llegado el día que todo ello no sea superado y enterrado, mientras nuestras filas más jóvenes no sean dadas a hábitos saludables y su relación externa e interna sea manifiestamente bella y armoniosa, no somos más que una escisión del sistema cabreado con él pero jamás enfrentado con el fin de darle muerte.

Los narcocamaradas no son fascistas, los NINI no son fascistas, aquellos que viven bajo el lujo y la opulencia no son fascistas, las mentes individualistas y dadas al sedentarismo no son fascistas; la insolidaridad, el caos y desorden no son fascistas.

Podrán ser cualquier cosa; pero jamás contarse entre los nuestros.

Ginés G. Segura

 

gines

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate